El padre del bebé ingresado en Ourense cuyo hermano gemelo murió: «Le rompí las costillas intentando que respirase»

Los progenitores atribuyen todo a una tragedia, mientras el juzgado espera nuevos informes sobre lo ocurrido


La Voz / Ourense

Los padres del bebé de dos meses que falleció la semana pasada en la capital ourensana tan solo unos días después de que su hermano gemelo ingresara con varias costillas rotas en el complexo hospitalario de Ourense aseguran que no tienen culpa alguna en los hechos y que la situación que están viviendo es consecuencia de una trágica coincidencia. «Me vino la madre con él pálido, no respiraba, y yo le hice las maniobras de resucitación, porque gracias a Dios sabía hacerlas, y conseguí que respirara. Las costillas se las rompí yo porque lo noté, no soy experto en esto», contaba el padre entre lágrimas.

Pudo salvar a un hijo, que todavía se recupera en le hospital, pero no pudo hacer nada cuando, unos días después, el otro bebé también se puso malo. «Su madre le dio el biberón y se quedó dormida; cuando se levantó una hora después fue a verlo y ya no pudimos hacer nada, no respiraba», contó. La pareja residía en Nigrán, donde nacieron los gemelos el 3 de enero. Luego se trasladaron a Ourense donde, según dijo, «a los niños no les faltaba nada». A pesar de esto la Xunta, tras solicitarlo también la Fiscalía de Menores, ha asumido la guardia provisional del bebé hospitalizado. Ayer el padre dijo que él ha pedido que sea entregado a una hermana suya.

En el juzgado se han abierto diligencias, pero por ahora no hay investigados, a la espera de que reciban los informes médicos y forenses sobre los hechos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El padre del bebé ingresado en Ourense cuyo hermano gemelo murió: «Le rompí las costillas intentando que respirase»