Ferrocarril lucense: unos mejores servicios son posibles


Los empresarios y técnicos de Lugo, como Fomento, ADIF y Renfe, saben que, mientras no se acometan las pendientes inversiones de 850 millones de € enla modernización de la línea de Lugo-Monforte-Ourense, y 650 en la de Lugo-Coruña, no será posible disponer de servicios ferroviarios propios del siglo XXI, para ir a Coruña y a Ourense en 40 minutos y a Madrid en 3 horas. Estas inversiones no se materializarán antes de 5 años la primera, y 10 años la segunda.

No obstante Lugo mejorará alguno de sus servicios ferroviarios hacia Madrid antes de que se actualicen las líneas citadas, ya que se beneficiará de las inauguraciones previstas en la línea de alta velocidad de la Meseta hasta Ourense. A finales de este año, los tiempos a Madrid serán de 5 horas y en 2021 de 3 horas y 50 minutos, “Fomento dixit”.

Si hablamos de los servicios regionales actuales, carece de sentido que Lugo no disponga de un tren para viajar a Coruña hasta las 8,24 de la mañana, con llegada a destino a las 10,16. ¿Para qué viajeros está pensado? Y después, el siguiente tren no sale hasta las 8 de la tarde… Si hacemos el viaje inverso, no es posible venir desde A Coruña entre las 9,20 y las 19,30. Y en cualquier caso, siempre realizando entre 6 y 14 paradas intermedias. ¿Cómo se permite esta programación de servicios a una empresa que se dice de “servicio público”? ¿A qué clase público se está refiriendo?

Otro tanto sucede con los servicios hacia Sarria, Monforte y Ourense. No es posible viajar a la ciudad de las Burgas antes de las 8,26 de la mañana, ni tampoco después de las 4 de la tarde. Si el desplazamiento es el inverso, no podremos venir desde Ourense antes de las 12 del mediodía, ni entre esa hora y las 6 de la tarde.

Lugo no debe seguir con los peores servicios ferroviarios de España mientras llegan las mejoras previstas. ¿Cómo lo puede conseguir? porque el Gobierno, recientemente ha otorgado 10 años más de monopolio de los servicios regionales interiores de Galicia a Renfe, hurtando la posibilidad de que alguna empresa privada pudiese competir ofreciendo mejores frecuencias y horarios más adecuados, trenes más idóneos y mejores tiempos, tanto para

Coruña, como para Monforte y Ourense y los múltiples enlaces que estos nudos posibilitan.

La solución pasa porque el Ayuntamiento de Lugo, apoyado por la Diputación y con la ayuda institucional de la Xunta de Galicia, planteen al Ministerio de Fomento y a la empresa Renfe, la

deficiente situación que viven la ciudad y provincia por el abandono consciente de la empresa operadora. Y exijan servicios “rápido-directos” de Lugo a las dos capitales A Coruña y Ourense,

con frecuencias suficientes, y en horarios con sentido para la necesidad de los viajeros.

Por Xosé Carlos Fernández Ingeniero T. de Obras Públicas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ferrocarril lucense: unos mejores servicios son posibles