«O noso calendario solidario tivo esta vez unha faceta emocional»

Bomberos y socios de ADO y Aspanas participaron en las imágenes del almanaque


ourense / la voz

Trabajo cumplido y entregado. El tercer calendario solidario editado por la Asociación Cultural e Deportiva Bombeiros de Ourense cumplió su finalidad: dar a conocer la actividad de estos profesionales ourensanos y la de los colectivos a los que se dedica cada almanaque y, tras la distribución de tres mil calendarios, las asociaciones ADO (de personas con discapacidad) y Aspanas ya tienen los once mil euros recaudados con esta iniciativa. El acto de clausura de esta tercera edición se celebró ayer en el Liceo de Ourense, con la asistencia de los participantes en el calendario.

«A estratexia e a temática de cada calendario cambia segundo o fotógrafo. Os modelos eramos nós mesmos, os bombeiros, e os socios de ADO e Aspanas. Na contraportada posabamos todos xuntos. É por iso que o noso calendario solidario tivo esta vez unha faceta emocional», decía José Vaquero, el secretario de la asociación de los bomberos que promueve la iniciativa. El fotógrafo que llevó a cabo el proyecto de este año fue el fotoperiodista Brais Lorenzo, quien se encargó de «refrexar a actividade propia do servizo de bombeiros, con imaxes dunha extinción, dunha asistencia a un accidente de tráfico ou dun rescate no río. O enfoque este ano foi máis realista», describía Vaquero. Los socios de Aspanas o ADO también protagonizaban las fotografías, atreviéndose a aparecer en una zódiac haciendo de rescatado o saludando y abrazando a un bombero tras una intervención.

«O máis complicado deste proxecto é o tempo. Cada foto requería case un día enteiro», apunta José Vaquero. De ahí su periodicidad bianual, pues requiere un esfuerzo importante para conjuntar las disponibilidad de todos los participantes y colaboradores. Además, las circunstancias climatológicas a veces obligaron a cambiar los planes previstos. Y es que en las fotografías que forman parte del calendario, la ciudad de Ourense tenía un protagonismo importante como escenario con puntos representativos y reconocibles como el río, el Puente del Milenio, el casco viejo o una vista desde Montealegre.

En esta ocasión fueron dos asociaciones ourensanas a las que se dedicó el calendario. En la primera edición, Cruz Roja fue la oenegé elegida y en la segunda ocasión, las beneficiarias fueron tres asociaciones nacionales que trabajan con niños que padecen enfermedades especiales. Esta vez el proyecto, la distribución y los destinatarios fueron ourensanos y el 100 % de lo recaudado fue para ellos, abundó Vaquero. Los bomberos, indica, hicieron esta vez el 80 % del reparto en la calle, pero las asociaciones también se encargan de distribuir ejemplares. Y aunque el dinero siempre es importante y los colectivos podrán, a buen seguro, sacar proyectos y actividades adelante con estos fondos, Vaquero matiza que lo que más agradecen las asociaciones es que se visibilice su trabajo.

Para la asociación de los bomberos, esta es también su acción más visible, aunque a lo largo del año organizan otras. Entre ellas, la jornada de puertas abiertas para que niños y mayores visiten el parque del campo de A Feira, la comida de confraternización en la que se reúnen funcionarios en activo y jubilados con motivo del día del patrón el 8 de marzo, además de salidas deportivas, como rutas de escaladas o descensos, enumera José Vaquero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«O noso calendario solidario tivo esta vez unha faceta emocional»