El campus cerrará varios edificios en verano para ahorrar energía

La medida para reducir la contaminación se presentó en el claustro universitario


ourense / la voz

«Estamos traballando no peche de centros de xeito piloto e experimental que queremos facer durante parte do mes de agosto. Esperamos ter unha proposta firme en pouco tempo que nos permita producir un aforro enerxético», explicó el rector de la Universidad de Vigo, Manuel Reigosa, durante el primer claustro universitario del año, que acogió el campus de Ourense. La iniciativa persigue un doble objetivo: reducir las emisiones de dióxido de carbono y el gasto de mantenimiento.

«Levaranse a cabo as exencións que fagan falta. Se nalgún momento é preciso que un servizo teña apertura, así será. Pero a nosa idea inicial é que a maior parte dos edificios, durante este período, estean pechados», incidió el rector en su intervención.

El campus de Ourense cuenta con ocho edificios de gran envergadura -sin tener en cuenta los pabellones-. Entre ellos están el politécnico; el edificio jurídico-empresarial; el del Campus da Auga; el polideportivo, por un lado, y las instalaciones de la piscina y el gimnasio universitario por otro; la biblioteca; el edificio administrativo y el de facultades (más conocido como edificio de hierro).

De aprobarse esta medida, contribuiría en la misma línea que las ya puestas en marcha como la de apostar por las energías renovables -tanto con instalaciones solares y térmicas, como a través de la geotermia y la biomasa- en diversos edificios de los tres campus. Además, en el 2015 comenzó un proceso de ampliación de la red de gas natural a la que se adaptó el polideportivo de Ourense. También se mejoró el aislamiento térmico de los edificios y los sistemas de iluminación.

La Oficina de Medio Ambiente de la Universidad lleva desde el 2002 estudiando el impacto derivado de las actividades de la institución. En el informe correspondiente al 2017 -que se presentó en noviembre del año pasado- se constataba una tendencia decreciente de las emisiones anuales, con 0,95 toneladas de dióxido de carbono por persona, frente a las 0,97 del año anterior. El campus de Ourense fue el menos contaminante de los tres que integran la Universidad de Vigo con 3.301 toneladas por persona.

Según el último estudio presentado, la movilidad sigue siendo la materia pendiente de la entidad académica. El mayor impacto ambiental sigue produciéndose por el transporte, que el caso del campus ourensano representa el 36 % de las emisiones.

Racionalizar vacaciones

Cerrar durante parte de agosto los edificios de los tres campus no solo contribuiría a un menor daño medioambiental, sino que el personal se vería directamente beneficiado por sus días de descanso. «Tamén serviría para racionalizar as vacacións. Deste xeito permitiríase que todo o persoal da universidade teña, polo menos, eses días de descanso», añadió Reigosa ante los asistentes al encuentro. «Supoño que no futuro, se o experimento sae ben, poderemos estendelo máis tempo e incluso se pode pensar en peches noutros períodos», remató sobre el proyecto que se encuentra en fase de estudio.

Universidad privada

La futura creación de la universidad privada en Galicia sigue generando inquietud. El proyecto -promovido por Afundación, obra social de la entidad Abanca- podría recibir la autorización de la Xunta y la Conferencia General de Política Universitaria (de carácter estatal) en los próximos 18 meses y los rectores de las tres universidades gallegas ya han abordado el tema en privado y de manera conjunta. «Penso que a postura dos tres reitores será similar. Debe haber un debate de política universitaria sobre cal debería ser o papel hipotético dunha universidade privada aquí», apuntó Reigosa sobre el asunto.

«Pensamos en presentar unha queixa ou suxestión porque entendemos que non se cumpre co procedemento que establece a lei. Non pode ser que unha universidade privada, que ao meu xuízo non fai falla en Galicia, xogue cunha regras distintas ás nosas», criticó. «Nós, para implantar unha titulación, temos que contar co acordo de todo o sistema universitario. Non pode ser que unha privada poida impartir titulacións que xa se imparten nesa cidade», destacó el rector.

El rectorado negocia un incremento del presupuesto anual para personal

«Pretendemos que a de Vigo continúe a ser una universidade saneada, sen entrar en déficit, pero tamén é certo que somos a que máis está aforrando en temas de persoal. A porcentaxe que investimos neste eido, con respecto ao orzamento total, está no 55,5 %», expuso Reigosa en el claustro universitario. Además, lo comparó con la media estatal, que se sitúa en torno al 64 % y con el presupuesto de la Universidad de Santiago de Compostela, que se aproxima a esta misma cifra.

Para cumplir con todos los compromisos electorales que tienen relación con el personal, el rector y su equipo están negociando un incremento paulatino del presupuesto que se dedicaría a sueldos de profesores y administrativos. «Ademais das subas automáticas das masas salariais, derivadas da orde do Ministerio, conseguimos medio millón adicional de masa salarial. O que estamos a negociar agora é que cada ano nos permitan aumentalo nun millón máis», explicó Reigosa.

El Diario Oficial de Galicia publicaba hace algunas semanas que este año se ampliaría la plantilla de la institución en una veintena de plazas para profesores titulares. En el caso del campus local, la propuesta prevé la contratación de ocho profesores, abriendo además las puertas a que accedan a una cátedra seis profesores, después de muchos años con estas convocatorias cerradas.

Actualmente en Ourense trabajan alrededor de 300 profesores, de los que un total de 108 tienen perfil de titular de universidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El campus cerrará varios edificios en verano para ahorrar energía