Tres años de cárcel por causar un incendio que obligó a desalojar viviendas en Cudeiro

El hombre lanzó un artefacto incendiario en plena ola de fuegos


Ourense / La Voz

En plena oleada de incendios y con riesgo extremo por el intenso calor que se soportaba durante aquellos días, David F. M. fabricó un artefacto incendiario y lo lanzó al monte en las inmediaciones de las viviendas de Cudeiro, en la capital ourensana, provocando un fuego que quemó casi medio centenar de hectáreas, sembrando además la alarma entre los vecinos de la zona, muchos de los cuales tuvieron que ser desalojados de sus viviendas.

Ayer este hombre, detenido por la Policía Nacional año y medio después de los hechos, se sentó en el banquillo de los acusados de la Audiencia provincial de Ourense para responder por aquellos graves hechos. No negó haber sido el responsable del incendio y, durante una vista que apenas duró unos minutos, aceptó cumplir una condena de tres años de prisión, una pena sustancialmente inferior a la que inicialmente solicitaba el Ministerio Fiscal, que era en principio de cinco años y medio de cárcel. Esa modificación deriva de que al acusado se le ha aplicado una eximente incompleta debido a que padece un trastorno de control de impulsos que «limita de un modo relevante su capacidad intelectiva y volitiva».

Así las cosas queda probado que el sospechoso, nacido en 1986, lanzó desde su coche, sobre las cuatro de la tarde del 29 de agosto del 2015, un artefacto incendiario compuesto por la colilla de un cigarro a la que le ató unas cerillas, usando cinta blanca de carrocero. El sospechoso, que no tenía antecedentes penales, se encontraba en la carretera que comunica las localidades de Cudeiro con Valdorregueiro, a las afueras de la capital, en una zona en la que existen numerosas viviendas. Recoge, en este punto, el escrito del ministerio público, que «el acusado prendió fuego a sabiendas de la existencia de condiciones meteorológicas que incrementaban la propagación del mismo, dado que la temperatura media de aquellos días era de 33,3 grados y la humedad relativa del 27 %».

Con estos factores no es de extrañar que en pocos minutos el fuego se hubiera extendido por el monte, lo que provocó que la Xunta decretara el nivel 2 de alerta, debido al riesgo para la integridad física de los vecinos de la zona por la proximidad de las llamas en varios pueblos. Muchos de ellos, de hecho, tuvieron que ser desalojados para evitar que se produjera una tragedia.

Finalmente las llamas afectaron a 45,7 hectáreas de monte, provocando unos gastos de extinción que ascendieron a 74.890 euros. Los propietarios de las fincas que se vieron afectadas renunciaron a ser indemnizados.

 Una prueba crucial

Y aunque es frecuente que no se encuentren evidencias sobre los autores de los incendios y que por ello muchos de ellos queden impunes, en este caso no fue así. El hallazgo en la zona de los hechos, durante una investigación posterior, del artefacto incendiario por parte de un agente forestal del distrito de Ourense fue clave para dar con el autor de los hechos, detenido en febrero del 2017. Los investigadores de la Policía Nacional localizaron ADN en el objeto, y su rastreo permitió tras muchos meses de trabajo dar con el incendiario, quien tras su arresto estuvo en prisión preventiva durante varios meses. Tiempo después la Audiencia lo dejó en libertad provisional, a la espera de que se celebrase el juicio, que finalmente tuvo lugar ayer. Durante aquellos días se produjeron otros incendios graves en la ciudad, aunque no todos fueron esclarecidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres años de cárcel por causar un incendio que obligó a desalojar viviendas en Cudeiro