Antonio Faílde e a natureza recoñecida


Antonio Faílde nacía en San Lorenzo de Piñor en 1907 y en 1957 era nombrado académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, con lo que ello supondría para sus años futuros como escultor, artista y maestro. Han sido muchas las exposiciones regionales, nacionales e internacionales donde su obra ha sido expuesta para mayor conocimiento de su trabajo, en vida del maestro y con posterioridad. Así mismo, las publicaciones de autores fruto de intensas investigaciones (Carballo Calero 1986; Limia Gardón 2001) que trabajaron en su dimensión biográfica e histórica con rigurosidad. Tras la celebración con éxito de Prego100anos, por parte del Concello de Ourense en 2016-2017, este año, 2019, nos adentramos en la realización del proyecto AnoFaílde, con el fin de ahondar, en esta ocasión, en la figura del maestro escultor desde una nueva visión y manera de aproximarnos a su obra. El testimonio y la ayuda incansable de su hijo Miguel Ángel Faílde, así como la conservación y custodia que éste ha ejercido de la obra de su padre, hacen posible ahora, acceder a la obra de mayor relevancia. A lo que se suma el patrocinio de la Consellería de Cultura, la organización del Concello de Ourense -Museo Municipal- y la inestimable aportación de los museos gallegos colaboradores.

Antonio Faílde e a natureza recoñecida, como exposición, plantea un acercamiento a la parte íntima y privada del proceso creativo del autor, desde la gestación espontánea no fruto de un encargo, sino del deseo del hombre libre, que en sus momentos de recogimiento y diálogo interno con el proceso verdadero del arte, se enfrenta al nacimiento de la obra que mejor le representa y le conoce, la escultura liberada de condicionantes y corsés, que nace de la naturaleza, porque siempre ha formado parte de ella. 120 esculturas, 120 dibujos y herramientas originales del escultor, nos permiten sumergirnos en su universo, el privado, el que muy pocos tuvieron la ocasión de conocer verdaderamente y ahora se nos brinda posible, hasta que regresen de nuevo a su intimidad y en cierto modo a su perenne anonimato.

En la escultura de Antonio Faílde se producen dos acciones indisolubles, la emoción contenida de la expresión del cuerpo y la emoción exultante del proceso creador en la fase de reconocimiento. Algo así como la emoción expresada en sus dos polos de intensidad, la energía vital veloz del acto creativo y la quietud, calmada, serena y silenciosa del ser que habita ahora en esa materia que el escultor transforma. Una da origen a la otra y ambas son generadoras de emoción. Faílde se expresa en la materia desde la expresión, cuando su acción es natural y fruto del espíritu creador autónomo. En pequeños contenedores de verdad, se almacenan conjuntos de estados del hombre, siempre en silencio, en actitud meditativa o de reposo, como si en el fondo del pozo del alma se hallasen todas las respuestas inquietas del hombre agitado. Así el maestro escultor nos conduce a un diálogo en voz baja, casi nocturno, y si prestamos atención al susurro que emiten sus obras, la emoción que él sintió cuando las creaba y que ahora expresa cada personaje, se instalarán en nuestro habitáculo de vida, para permanecer y quedarse.

¿Existía la forma antes de ser identificada? ¿Puede considerarse que tenía identidad propia al margen de la visión del escultor? Faílde confiaba en que la obra estaba creada de antemano, que la maternidad, los niños jugando o la mujer soñando, existían en la naturaleza desde los orígenes del material mismo y que de él dependía pues el hallazgo. La piedra, la madera, el barro, eran por sí mismos espacios latentes de vida, a la espera de que el corazón del creador pudiese identificarlos. Siempre habían estado allí, sólo a expensas del rescate y de la visibilidad que obtendrían cuando la mano y el cincel pudieran salvarlas de ese anonimato, que confiere el ojo ciego.

Natalia Figueiras es la comisaria de la exposición «Antonio Faílde e a natureza recoñecida»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Antonio Faílde e a natureza recoñecida