El pago de las facturas en el Concello de Ourense se retrasó una media de 82 días

Ourense en Común culpa al PP de convertir a la institución en "morosos"


ourense / la voz

El gobierno de Ourense ha cerrado el año 2018 sin conseguir meter en cintura el período medio de pago a los proveedores que realizan trabajos con la Administración local. De hecho, la cifra se ha disparado en la recta final del mandato situándose en una media de 82 días en el global del ejercicio. El mes en el que más rápido se pagaron las facturas fue en enero del 2018 (40 días), pero a partir de ahí la situación fue empeorando y, en todo caso, nunca se llegó a cumplir la premisa que marca el Gobierno central, que es de una demora máxima de 30 días.

El período más negro para los proveedores, en lo que a la espera para recibir la compensación económica por sus trabajos, fue el de octubre, cuando se marcó el techo anual de 120 días de retraso. A engrosar los números rojos de la estadística del período medio de pago también ha colaborado el cambio realizado en el sistema de contabilidad por parte del Gobierno central, al empezar a contar la demora desde el primer día que se emite la factura y no desde los 30 días, como se hacía anteriormente.

El incremento significativo en el retraso del pago de facturas en el Concello de Ourense no ha pasado desapercibido para la oposición. Ourense en Común ha sido de los más críticos con esta situación. El portavoz de la marea, Martiño Xosé Vázquez, indicó: «O goberno do PP é o único responsable e con competencias no pago de facturas. Neste trámite a oposición non temos nada que ver e, de novo, as facturas acumúlanse na súa mesa. Converteron ao Concello en moroso, afogando a economía das pequenas empresas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pago de las facturas en el Concello de Ourense se retrasó una media de 82 días