La otra Navidad


Estos días hay muchos de nuestros vecinos que por sus creencias religiosas ven este fenómeno tradicional de lotería de navidad, villancicos, compras, o que ciudad tiene las luces más grandes a nivel planetario, con cierta distancia. La pequeña minoría judía anda a vueltas con el Hannukah, el festival de las Luces, que este año coincide con la primera semana de diciembre. Hanukkah es el candelabro de ocho brazos que los judíos usan para el festival y durante ocho días se hartan de comer cosas fritas. Los musulmanes, en especial sus descendencias en edad escolar, si cantan villancicos en la escuela, y en realidad no reciben regalos en Navidad, pero su interés en participar en una innegablemente sociedad multicultural hace que muchas familias de creencias islámicas participen dar a su prole al menos regalos de Reyes como los demás niños, digamos cristianos de su

entorno, para que los suyos no se sientan distintos. Lo único que puede pasar en estas fechas que coincida el Ramadán, que se suele llevar mejor

en el invierno que en el verano, al menos en Ourense. Al lado de mi casa en Ribadavia tengo a la comunidad de los Testigos de Jehová. Según me

comentan, ellos no celebran la navidad, no cantan villancicos. Los testigos de Jehová creen en la Biblia, por lo tanto, Jesús tiene un papel importante para ellos. Sin embargo, solo prestan especial atención a su muerte. No celebran el nacimiento de Cristo, ni sus propios cumpleaños. Por lo tanto convivimos, nos respetamos y nos entendemos todos, y no hace falta ninguna voz distinta que haga alterar, ni enturbiar ese espíritu.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La otra Navidad