El Gobierno central deja en el aire los plazos para la variante norte

El Ejecutivo supedita la ejecución de la obra a la «priorización que se realice»


Ourense

Ourense lleva dos décadas esperando por la construcción del tramo Eirasvedras-Quintela, el primero de la futura autovía a Lugo (A-56). Esa infraestructura permitirá, además, poner en marcha el proyecto del conocido como «bulevar termal», que reconvertirá el ramal de entrada de la N-120 a la ciudad desde Vigo en una vía de doble sentido para facilitar el acceso a las pozas públicas de la ribera del Miño. El exministro de Fomento del PP, Íñigo de la Serna, dijo en mayo que las obras se licitarían antes de terminar este año, pero después llegó la moción de censura y el Gobierno de Pedro Sánchez ha dejado esos plazos en el aire.

De la Serna visitó la capital ourensana el pasado mes de mayo y dijo que el proyecto estaría terminado en junio. Sin embargo, tras el relevo de Mariano Rajoy, el nuevo secretario general de Infraestructuras, el socialista José Javier Izquierdo Roncero, explicó en una comparecencia en el Congreso que la aprobación del proyecto estaba pendiente de la elaboración de una auditoría de seguridad vial.

Esta respuesta puso en alerta a los diputados ourensanos del PP, ahora en la oposición. Los populares plantearon una ofensiva parlamentaria con una batería de preguntas al tiempo que advertían que «non son admisibles máis demoras». Además, el alcalde, Jesús Vázquez, envió una carta al ministro de Fomento socialista, José Luis Ábalos, insistiendo en el carácter estratégico de esta obra. «Es el momento de tomar decisiones firmes para activar la finalización de estos trámites que se dilatan inexplicablemente en el tiempo», decía.

No ha trascendido si esa misiva tuvo respuesta o no, pero el Gobierno central sí ha contestado a las preguntas formuladas por los diputados del PP. La contestación acaba de ser publicada en el Boletín Oficial de las Cortes Generales y en ella el Ejecutivo del PSOE explica que el proyecto del tramo Eirasvedras-Quintela aún está en fase de redacción. «Una vez que se resuelva la aprobación de dicho proyecto, podría procederse a la licitación de las obras, en su caso, en función de la priorización que se realice y siempre que las disponibilidades presupuestarias lo permitan».

Hay que tener en cuenta que actualmente sí hay consignación suficiente en los presupuestos generales del Estado para iniciar esa obra puesto que en esas cuentas -aprobadas por el Gobierno de Rajoy pero asumidas por el de Sánchez- aparece una partida de tres millones de euros para la variante norte. En todo caso, teniendo en cuenta que el proyecto aún no se ha aprobado, sería ya imposible licitar y adjudicar las obras antes de que termine el año, tal y como se había comprometido el exministro Íñigo de la Serna.

Mejoras en la N-542

Por otra parte, el Ministerio de Fomento ha iniciado las obras de estabilización de un talud de la carretera Nacional 542 entre el puente del Milenio y el barrio de viviendas sociales junto a la estación de autobuses, una actuación largamente reivindicada por los vecinos de la zona. La asociación As Termas espera que sea «un primeiro paso para que a tan prometida humanización da N-120 para convertela en bulevar se execute».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno central deja en el aire los plazos para la variante norte