Marta Míguez: «Nunca me imaginé en un destino mejor, no cambiaría ni un minuto»

La exsecretaria xeral para o Deporte se va sin reproches, feliz por su trato directo con los deportistas, y sin haber hablado aún con Lete, su sustituto


Hace unos días, Marta Míguez (Cortegada, 1973) recibió una llamada del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, para cerrar una etapa. Como aquella otra de hace algo más de dos años para convertirla en secretaria xeral para o Deporte. Ahora, la exatleta olímpica trata de dar la misma normalidad a la comunicación de su nombramiento que al de su relevo. Desde ayer ya es oficial el regreso al cargo de José Ramón Lete, que había dejado la Xunta para presidir el CSD hasta el pasado mes de junio. «Estoy en fase resilente. Siempre hay que encarar nuevos retos. Soy una persona de acción, de campo y siempre a favor del deporte», explica antes de reincorporarse a su puesto de coordinadora del Consello Municipal de Deportes de Ourense.

-¿Qué le trasladó Feijoo?

-Lo mismo que dijo hoy -por ayer-. Que Lete volvió a Galicia en el 2009 para asumir una responsabilidad que dejó en el 2016 y ahora quería recuperarlo para el puesto. Solo le puedo estar agradecida porque fue él quien me permitió ser la máxima dirigente del deporte gallego.

-Pero ahora no cuenta con usted.

-Cuando me llamó por primera vez en el 2016 le dije que solo por que pensara en mí, ya estaba agradecida. Y ahora también le entiendo, él es el presidente y tiene que tomar decisiones. Me llevo mucho más de lo que esperaba.

-¿Ya habló con Lete?

-Nos saludamos el lunes en un acto en Madrid, pero había mucha gente. Todavía no hablamos.

-Dígame una cosa con la que se queda de estos dos años.

-Con mi trabajo y dedicación. Nunca me imaginé en un destino mejor, no cambiaría ni un minuto de lo realizado. No me puedo exigir más porque no había más tiempo. Le metí todas las horas que pude a este empeño, porque el deporte me apasiona. Si sumo los descansos que me tomé, creo que no tuve más que cuatro días libres en dos años. Tampoco puedo exigirle más a mi equipo. Ha sido una pasada trabajar con ellos. Estos días he recibido mensajes cariñosos de muchos deportistas. ¿Si me tengo que quedar con uno? Los de mis compañeros de trabajo en la Secretaría, porque fue una despedida tristísima y entrañable, de resignación y superación, de apoyo incondicional y agradecimiento.

-Por su experiencia como atleta, quería estar muy cerca de los deportistas.

-La relación directa con los atletas es un subidón. Recuerdo que en mi etapa nos faltaba ese apoyo directo, nos sentíamos más solos. Así que mi objetivo era amparar el deporte de alto nivel y también a los jóvenes que comenzaban. Cuando llegué se debían las ayudas a los deportistas gallegos de alto nivel de los años 2015 y 2016. Teníamos 200.000 euros y se consignaron otros 400.000 para así poder pagar los dos ejercicios seguidos. Además, creo que la creación del programa Eu son DGAN para la inserción laboral de los deportistas de alto nivel ha sido un paso muy importante. Está el programa de Concellos Activos, fundamental para fomentar prácticas saludables. Y llegamos a la fase final del proyecto del decreto por el cual se regulará el deporte de élite. Aunque tenga que pagar una comida a Gemma, la madre de Jacobo Brun [el nadador] por no tener el tema en funcionamiento ya, y yo siempre cumplo (ríe).

-Después de una época de recortes, se incrementaron las partidas presupuestarias.

-Con respecto a cantidades invertidas en el deporte todo es poco, pero el presupuesto de la Secretaría Xeral creció en un 26 %, el que destinamos a las distintas federaciones deportivas en un 18 % y hasta un 152 % más en obras de mejora de instalaciones. Es cierto que no se crearon grandes instalaciones, pero teníamos un escenario con infraestructuras que datan de los años ochenta y noventa, con muchas deficiencias de mantenimiento básico. Son trabajos que no se notan demasiado, pero estaban basados en criterios de urgencia y necesidad. Por poner un ejemplo, en algunas faltaban incluso vestuarios femeninos.

«Cada vez soy más optimista con el deporte gallego»

Míguez se declara optimista respecto al futuro del deporte gallego. «Cada vez lo soy más, ahora que he podido conocer a tantos deportistas muy de cerca. El deportista gallego es luchador y hay muchos que trabajan bien. El deporte femenino, en particular, ha experimentado un impulso notable, como sucede con los deportes minoritarios, que cada vez tienen mayor visibilidad. También me quedo con la confianza de muchos directivos de clubes, que están motivando día a día a los niños. Desde organismos como la Secretaría Xeral para o Deporte tenemos que estar a su lado para ayudarles».

-¿Le ha quedado tiempo para preocuparse también por la formación deportiva de sus hijos?

-La verdad es que incluso he podido verlos en algunos partidos. Lucía, la mayor, está convocada para el Torneo de Mieres con la selección gallega y tiene opciones de ir al nacional infantil a Huelva. Pero tanto su padre como yo intentamos inculcarle a todos que deben practicar deporte desde la humildad, que a veces llegarán éxitos como ese, pero si en la siguiente lista no estás, no puedes venirte abajo o dejar de competir con la misma ilusión.

-Regresa a Ourense, con nuevas infraestructuras que inauguró en su mandato, como la pista cubierta de atletismo de Expourense.

-Sí. Queda listo el reglamento y habrá que sacarle el mayor partido. También está la reforma del complejo de Os Remedios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Marta Míguez: «Nunca me imaginé en un destino mejor, no cambiaría ni un minuto»