La jueza retira la custodia de dos menores a un padre que denunció por malos tratos a la familia materna

El régimen de visitas del progenitor se suspende hasta que los niños recuperen el trato con la madre y se normalice la relación


ourense / la voz

El padre de dos niños de 11 y 8 años, que en los últimos meses presentó varias denuncias por supuestos malos tratos a los menores producidos por la madre y dos personas de su entorno familiar, ha sido privado de la guarda y custodia de sus hijos. No es el único revés que le ha traído un auto del Juzgado de Instrucción número 3 de Ourense, pues, aunque compartida la patria potestad, «el ejercicio exclusivo se atribuye a la madre en tanto no se normalice el desarrollo del régimen de visitas». Interrumpe la jueza el régimen de visitas, que solo se restablecerá cuando el Equipo Psicosocial del Imelga considere que el contacto de los menores con la madre se ha normalizado.

La situación abre un nuevo escenario, después de que se hubieran cruzado varias denuncias el padre y la madre de estos dos menores que residen en el centro. Una sentencia de junio del año 2017 había formalizado el divorcio de la pareja, pero las relaciones no mejoraron, sino al contrario, con los niños en medio.

El padre sostiene, de acuerdo con el testimonio de los pequeños, que la madre y su entorno familia los maltratan. La progenitora, por su parte, afirma que están manipulados y que actúan sugestionados y adoctrinados por el padre cuando se niegan a ir con ella los días que le corresponde.

Malos tratos, en la Audiencia

El Juzgado de Instrucción número 2 de Ourense archivó recientemente el caso de malos tratos, de carácter penal, en base al informe emitido por el Equipo Psicosocial del Imelga, cuyas profesionales llegaron a la conclusión de que no existía esa situación denunciada. La decisión esta recurrida a la Audiencia Provincial, con una petición expresa de que se escuche y se tome declaración a la psicóloga que trata a los menores desde hace más de un año.

Ahora, en otro juzgado, donde se veía una demanda civil de la madre para un modificación de medidas, la jueza ha valorado la «impecable actuación» de las profesionales del Imelga para acoger la misma tesis, respaldar la posición de la madre y aleja al padre de los menores. «La anulación que está haciendo el padre de la figura materna y las consecuencias que ello está teniendo para los menores» sustenta la decisión de alejar al progenitor. Contrariamente, la jueza considera que la madre cumple correctamente sus obligaciones y deberes hacia los niños. «La madre preserva a los menores de manera más adecuada respecto del grave respecto del grave conflicto de los progenitores», de acuerdo con el mismo auto del Juzgado de Instrucción número 3.

La jueza ve «impecable» el trabajo del Equipo Psicosocial, sin que considere «relevante» que su informe se basara en entrevistas únicas con los menores. Valora su «dilatada experiencia en múltiples casos, así como la falta de interés en el resultado del procedimiento».

La perspectiva de que el padre reanude el régimen de visitas que condicionado, según la parte dispositiva del auto judicial, al restablecimiento de la hoy deteriorada relación materno filial. Será el Equipo Psicosical del Imelga, criticado abiertamente por el padre en recursos judiciales, el que aconseje la reanudación bajo supervisión del Punto de Encuentro Familiar. Comenzará, llegado el momento, con una visita semanal, que se podrá ir incrementando en función de los informes hasta terminar con un régimen de visitas ordinario.

Las diligencias por malos tratos, mientras, están a la espera de que se pronuncie la Audiencia sobre el archivo que dictó el juez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La jueza retira la custodia de dos menores a un padre que denunció por malos tratos a la familia materna