«'Las brujas de E'lente' es una película que da mucha caña a la religión y no deja indiferente»

El director Simón Vázquez presenta mañana su ópera prima de género fantástico en el Festival de Cine Internacional de Ourense


ourense / la voz

Es su ópera prima y la estrena en el Festival de Cine Internacional de Ourense mañana a las 18.00 horas. Sin embargo, el nerviosismo no está invitado a la fiesta porque detrás del esfuerzo solo hay ganas de aprender, según cuenta él mismo. Simón Vázquez (Madrid, 1992) lleva desde los cuatro años viviendo en Ourense y eso ha quedado reflejado en Las brujas de E’lente (del género fantástico aunque con toques de realidad social gallega).

-Lo primero que llama la atención al ver el tráiler es que unos personajes hablan en gallego y otros en castellano. ¿Representación del conflicto lingüístico?

-Me gusta que se note y que choque. Los personajes no hablan en gallego y castellano porque sí, es por algo. Y también depende de con quién estén dialogando. Esto lo hice porque me parece que el idioma es una herramienta que a fin de cuentas sirve para comunicarnos, no para que estemos discutiendo entre nosotros. Cuando me hablan en gallego contesto en gallego y cuando es en castellano, lo mismo. Esto intenté introducirlo con naturalidad en la película. Y tampoco tenía sentido hacerla toda en gallego o en castellano porque la realidad en Ourense es que nos movemos entre ambos idiomas. Aunque tuviéramos que renunciar a determinadas subvenciones para conseguir rodar como queríamos.

-No solo la parte del idioma está pensada con detenimiento. ¿Qué hay detrás de esta historia de brujas?

-Pues creo que es una película que da mucha caña, entre otras cosas a la religión. A lo largo de todo el proyecto a mí me dio tiempo a acostumbrarme y normalizar lo escrito en el guion. Le quité valor e importancia a ciertas frases que a otras personas les llamaron mucho la atención y me decían: «¿En serio habéis puesto eso?». La película no deja indiferente a nadie. Ni para bien ni para mal.

-¿Cuánto tiempo estuvieron rodando y con la producción?

-Pues empezó a gestarse todo en abril de 2012. Y fuimos trabajando por etapas, porque nos dio mucho trabajo crear los decorados. Muchas escenas están grabadas en la casa de mis abuelos.

Cine y música son los platos fuertes del OUFF para esta jornada

Se proyectará, entre otros títulos, la película de animación Memorias de un hombre en pijama

Comienza hoy el ciclo paralelo de cine árabe que acoge el Liceo de la ciudad con dos pases: Gaza Surf Club (un documental sobre unos surferos que viven en la franja y encuentran en el mar su espacio de libertad y tranquilidad) a las 18.00 horas y Wajib (una ficción familiar que narra el encuentro, después de años en el extranjero, de un hombre que regresa a Nazaret por la boda de su hermana) a las 20.30 horas.

Se proyecta también esta tarde el primer largometraje animado que entra a concurso en los 23 años de funcionamiento del OUFF. Memorias de un hombre en pijama se podrá ver, adquiriendo la entrada por cuatro euros, en el Teatro Principal a las diez y media de la noche.

Seguir leyendo

-Ha dicho en alguna ocasión que esta película es una respuesta a esa necesidad que tenía en la universidad de empezar a hacer cosas prácticas.

-Estudie Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III y creo que lo que me pasaba a mí es algo inherente a todas las carreras. Están concebidas como un popurrí de muchas cosas. Si tú tienes que llamar a alguien para que te escriba un guion o te ilumine una película optas por el que tiene menos años de formación pero más específica. Yo terminé la carrera porque le prometí a mi madre que si conseguía hacer la película, acababa la universidad. Pero en algunos momentos me planteaba qué estaba haciendo con mi vida.

-El equipo técnico y artístico está conformado en su gran mayoría por mujeres. Se adelantó seis años a la discriminación positiva en el cine.

-Yo es que lo tengo bastante interiorizado y aunque es cierto que a la gente le llama la atención esto, no lo hice por discriminación positiva. Detesto que ahora algunos se cuelguen la medallita con que hay un ciclo solo de y para mujeres. Es como debería de ser. Porque al final se despiertan recelos y hay mucho cafre que acaba manchando un movimiento y tachando a las mujeres de «feminazis». Cuando se comercia con un movimiento, hay que empezar a preocuparse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«'Las brujas de E'lente' es una película que da mucha caña a la religión y no deja indiferente»