Fútbol en pleno temporal


Dicen más de cuatro entrenadores doctos en materia balompédica que las ligas regulares se ganan en pleno invierno. Vale que allá por mayo -semana arriba, semana abajo- es cuando suelen cerrarse buena parte de los calendarios, pero la voz de la experiencia enciende alarmas cuando las alfombras verdes se convierten en barrizales.

Resulta mucho más llamativo ver como vuela el Eibar para golear a un Madrid que aplaude a su portero después del 3-0. Fútbol norteño, o no. Porque había que ver como subía la banda Cucurella, combinando hacia el área para desbordar a los de Solari, cuya sonrisa mutó de la alegría al ¿qué le vamos a hacer?

Y que tampoco están para tirar cohetes ni el Barça, ni el Atlético -y ya no digamos el Athletic-, porque el fútbol se vuelve raro en invierno y unos se mueven mejor que otros bajo la lluvia.

Quizás eso piense Fernando Currás al digerir la primera derrota de la UD Ourense en lo que va de liga, trece partidos si no le sumamos el que dejó a medias -por el aguacero-, cosas veremos. Eso sí, teniendo en cuenta que su verdugo fue el Barco, el chiste fácil tiene gracia solo según el cristal con que se mire. Los dos están de notable, tirando a sobresaliente, y ojalá lo hagan igual con guantes. También apuntan al optimismo el Arenteiro y el Ourense CF, aunque la clase media de la Tercera División igual es de diez equipos muy igualados como de quince. Con Gelucho, los verdes le plantaron cara al Compos y los de Justo pincharon con un filial lucense que dará más de un disgusto. A remar, toca.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fútbol en pleno temporal