El Campus marcó territorio desde el inicio ante el Eibar

La escuadra colegial se impuso con claridad en un marcador de 50-19


El Campus Ourense recuperó su eficacia como local para superar con claridad a un Eibar que salió derrotado del terreno de As Lagoas, por un claro 50-19.

De este modo, el plantel de David Monreal vuelve a hacerse fuerte en su terreno, donde solo ha cedido ante equipos que lo preceden en la clasificación. Ante los eibarreses, el control del oval y del marcador fue neto desde el principio para los ourensanos. Ese dominio obligó al cuadro vasco a defenderse ante la iniciativa de un plantel que ya tenía un colchón importante gracias a los ensayos de Guille Hernández y Tuuta Simaile. Aunque los visitantes recortaron distancias, Óscar Santorum y las transformaciones de Shearer llevaron el encuentro a su intermedio con un diáfano 19-7.

Quedaba en todo caso una nueva andanada de los forasteros, que apretaron la cuenta hasta el 19-11, pero David Comesaña frenó esa reacción. A partir de ese instante el partido se decantó claramente a favor de un Campus que iba minando la resistencia de sus adversarios, a la vez que elevaban el ritmo de su juego y martilleaban con ensayos de Zach Clarke y Sam Shearer, dos anotaciones muy seguidas que terminaron por sentenciar la contienda, mientras su rival solo podía buscar el bonus ofensivo, que no le permitieron sumar los anfitriones.

Repitió ensayo Zach Clarke y también se sumó a la fiesta Abraham Martínez, lo que sumado a las transformaciones de Shearer forjaba una renta notable para quedarse con puntos importantes y afianzar una cuarta plaza que también anhelan el Zarautz y el Bera Bera, que siguen de cerca a los ourensanos en la tabla clasificatoria.

Con vistas al final de la primera vuelta, los colegiales afrontarán en su próximo compromiso la visita al feudo del filial vallisoletano de El Salvador, una buena oportunidad para poner a prueba la mejoría que el combinado de Monreal tiene pendiente como visitante, con la finalidad de seguir consolidándose en la temporada e incluso perseguir en la segunda vuelta al Santander y a CRAT herculino, perseguidores de un Getxo que sigue contabilizando sus partidos por victorias.

De momento, el Campus sí ha conseguido recuperar su eficacia en la parcela ofensiva del juego, puesto que los 50 puntos de ayer elevaron su cuenta a 306 en 9 partidos, un balance que solo supera el líder y que se ha convertido en una de las grandes bazas de un plantel que tampoco permite muchas alegrías a sus rivales, en especial cuando juega en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Campus marcó territorio desde el inicio ante el Eibar