El precio de resucitar el Bamio

Los nuevos dueños tendrán que hacer frente a la rehabilitación del complejo deportivo, cuyo coste se estima en 2,7 millones, y a una deuda con el Concello


ourense / la voz

En los últimos días se formalizó la venta a una empresa con sede en Salamanca del complejo deportivo Bamio, a través de una subasta motivada a raíz del concurso de acreedores de la instalación situada en Mende. La operación se cerró, según confirmaron fuentes conocedoras del proceso, por un importe de 475.000 euros. Sin embargo, el dinero necesario para reabrir las puertas de una instalación que lleva cerrada casi un lustro cerrada y con un considerable deterioro en su interior será mucho mayor y rondará, según las primeras estimaciones, los tres millones de euros.

El primer frente abierto de los nuevos dueños del complejo Bamio será rendir cuentas ante el Concello de Ourense. Existe una deuda por impagos de impuestos y tasas que se sitúa en 150.000 euros. A mayores, el recinto carece de licencia, toda vez que no se ejecutó la reforma exigida por el gobierno local en el año 2010 para conceder el permiso de apertura. Ese proyecto, según indicaron fuentes municipales, cifraba en casi 300.000 euros las obras mínimas necesarias para cumplir con las normas de accesibilidad.

Todo apunta, sin embargo, a que la factura para reabrir las puertas del Bamio será mucho más elevada en la actualidad. A raíz de una propuesta del grupo de Democracia Ourensana para comprar la instalación, el Concello de Ourense encargó un informe para analizar el estado del complejo de Mende y poner precio a la reforma que habría que acometer para que las raquetas regresasen al Bamio. De acuerdo con la tasación realizada por técnicos municipales, el valor de las reparaciones necesarias para la puesta en funcionamiento del recinto sería de 2,7 millones de euros. La mayor inversión debería realizarse en la edificación escalonada donde se encontraban las pistas de tenis (435.000 euros), mientras que en el caso del hotel el coste de reabrirlo se situaría en 416.000 euros. Otros trabajos de consideración pasarían por la zona de cafetería (132.000 euros) o las dos piscinas exteriores (42.100 euros).

En el informe municipal también se pone valor a las instalaciones que hay dentro del complejo (2,9 millones de euros). El valor del terreno, por su parte, es de 172.000 euros.

Unos 13.000 metros construidos

La parcela sobre la que se asienta el complejo deportivo Bamio está calificada en el plan urbanístico del 86 -el que está vigente en la actualidad- y también en el que se encuentra pendiente de aprobación provisional como suelo rústico, lo que limita mucho las posibilidades de explotación de la finca, que no podría cambiar su uso y estaría, por tanto, destinada a acabar siempre como complejo deportivo. La superficie que ocupa es de 17.188 metros cuadrados, de los que 13.114 están construidos. Tiene una edificación principal en la que hay tres sótanos, una planta baja y una primera. A lo largo de estos espacios hay una piscina interior, vestuarios, graderías, pistas de squash, gimnasio, cafetería y un hotel con 18 habitaciones. En la edificación escalonada se reparten cinco pistas de tenis cubiertas y dos de pádel. En un nivel inferior se habilitó un kárting. El complejo se completa en su exterior con dos piscinas, una pequeña cafetería y varias pistas polideportivas que se encuentran en avanzado estado de deterioro por la falta de mantenimiento y actividad que afecta a toda la instalación.

El interior de la instalación fue víctima de saqueos y se encuentra muy deteriorado

El informe municipal elaborado a principios de abril de este año incluye un amplio reportaje fotográfico del interior del complejo deportivo. Las imágenes dejan muestra del avanzado deterioro de la instalación que ha sufrido mientras ha estado cerrado diferentes actos vandálicos y saqueos. Así, se detallaba que fueron sustraídas la práctica totalidad de los aparatos interiores de climatización, la mayoría del cableado, canalizaciones de cobra de fontanería y griferías. También se detectaron vías de agua que provocaron daños importantes en la instalación.

De acuerdo con el informe elaborado por los técnicos municipales, a raíz de una petición de la concejalía de Urbanismo, se alertó de afectaciones estructurales en diferentes vigas por desprendimientos y que sería recomendable solucionar con apremio. También se ratificaron graves daños en la carpintería del complejo deportivo.

Debate político

Democracia Ourensana cifró en 700.000 euros el precio hasta el que podría llegar el Concello de Ourense para su compra y lo incluyó como una de sus exigencias en las negociaciones de los presupuestos. El PP se abstuvo en la votación plenaria, que salió adelante en julio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El precio de resucitar el Bamio