Las concesionarias en precario gestionan más de 13 millones al año

En la capital servicios como el agua, la ORA o el transporte están ya caducados


ourense / la voz

La nómina de servicios municipales que en la ciudad de Ourense se encuentran caducados y, por tanto, prestan una atención al ciudadano en precario se ha mantenido estable durante todo el mandato. El gobierno del Partido Popular heredó del anterior ejecutivo socialista un escenario de contratos con todas las prórrogas agotadas y tres años después apenas ha sido capaz de reconducir la situación. En la actualidad, servicios tan capitales y que usan a diario miles de ciudadanos se encuentran a la espera de que se lance un nuevo concurso público. Es el caso del transporte público, la regulación de los semáforos o la grúa y la ORA. El último en sumarse a la lista es, ni más ni menos, que el del abastecimiento de agua. Se trata, por volumen de gasto, la segunda concesión más importante del Concello de Ourense, ya que la empresa Viaqua recibe un importe anual de 6,2 millones de euros.

La última incorporación a la lista de concesionarias que actúan en precario y sin el sustento de un contrato hace que el volumen de negocio que gestionan anualmente estas empresas en la ciudad supere con creces los trece millones de euros. Por volumen de negocio, y al margen de la ya comentada del abastecimiento del agua, se sitúa en el segundo lugar del ránking el transporte público, que mueve al año a más de siete millones de viajeros. El contrato expiró en mayo del 2015 y los trámites para sacarlo a concurso llevan meses enquistados. Otro servicio en la misma situación es el de la grúa y la ORA. La gestión conjunta de ambas supone un desembolso anual de 1,4 millones de euros a una filial de la empresa Vendex, y que se situó en el ojo del huracán de la operación Pokémon. Está en precario desde el año 2016. Es lo mismo que sucede con el contrato de la regulación semafórica de la ciudad (650.000 euros anuales).

Al margen de la cuestión contractual, el hecho de que las concesionarias trabajen en precario se deja sentir en la falta de modernización de los servicios, algo que empieza a ser más que evidente en el caso de los autobuses urbanos.

La patata caliente del próximo mandato será el nuevo contrato de la limpieza

El principal contrato que maneja el Concello de Ourense es el de la recogida de basura y de limpieza viaria. En la actualidad, la empresa concesionaria es Ecourense -una unión temporal de empresas de FCC, Copasa y Geseco- que tiene un contrato por diez años, a razón de diez millones de euros anuales. La relación contractual tiene fecha de caducidad: el 31 de marzo del 2020. Aunque el pliego de condiciones establece una posible prórroga de hasta dos años, la tensa relación que han mantenido, incluso con visitas en los juzgados, Concello y concesionaria hace difícil imaginar que se llegue a ese extremo. En todo caso, el concejal de Medio Ambiente, José Araújo, ha trasladado en más de una ocasión que ya trabaja en la elaboración de los pliegos, donde las quejas vecinales deberán ser tenidas en cuenta para mejorar la prestación actual a los ciudadanos. Será, por tanto, una patata caliente que deberá resolver el gobierno municipal que salga de las urnas el próximo mes de mayo.

Antes de esa fecha, el servicio de ayuda a domicilio de Ourense también verá como se expira el contrato. En los últimos meses, la relación entre la concesionaria Valoriza y el gobierno local se ha enrarecido por retrasos en el pago de facturas. En una carta remitida al alcalde de Ourense, un representante de la concesionaria anunciaba su intención de no hacer efectiva la prórroga para renovar el servicio que caduca a principios del año que viene y que supone actualmente un balón de oxígeno para numerosas familias en la capital ourensana.

El PSOE ve un «desastre absoluto» en la política de contratación del PP

El PSOE calificó ayer de «desastre absoluto» la política de contratación del actual gobierno municipal. Los socialistas denuncian que el Partido Popular concluirá el mandato con más de diez concesiones en precario y con más de cincuenta concursos desiertos. «Consideramos que a renovación de concesións debía ser prioritaria e denunciamos publicamente a grave situación na que nos atopamos nos últimos anos, e propuxemos a través de varias iniciativas e mocións a axilización». A mayores de las grandes concesiones, el PSOE recuerda la situación en que se encuentran cafeterías municipales como las del parque Miño o las pozas de Maimón, o la praza de Abastos de A Ponte, cuyo concurso quedó desierto pese a lanzarse en dos ocasiones. «Temos que saír da parálise, incapacidade de xestión, desidia e abandono», aseguraron los socialistas que se postulan como una alternativa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las concesionarias en precario gestionan más de 13 millones al año