Los autobuses de la capital ourensana implantarán las paradas antiacoso

El gobierno local se compromete a actualizar la ordenanza de actos incívicos de 1976


ourense / la voz

En ciudades de todo el mundo ya se aplica y, desde hace unos meses, también en Vigo. Ourense se sumará próximamente a las conocidas como paradas antiacoso en el transporte urbano. Se trata de que las mujeres, especialmente por la noche, puedan solicitar que el autobús pare en cualquier punto de su recorrido para así estar más cerca de sus casas y, de ese modo, evitar posibles ataques machistas.

El anuncio lo hizo ayer el portavoz del gobierno municipal, José Araújo. El pleno ordinario de la corporación debatió una moción presentada por el PSOE y, entre sus propuestas, estaba la de las paradas antiacoso. Según dijo, «hai xa meses» que el ejecutivo municipal está trabajando con la empresa concesionaria del transporte urbano para poner en marcha esa medida. Araújo explicó que han estudiado casos como el de Vigo y Urbanos de Ourense ya ha presentado una solicitud formal para poner en marcha esta iniciativa.

El ejecutivo local del PP aprobó, por lo tanto, la propuesta formulada por el PSOE, al igual que el resto de los grupos. La moción salió adelante por unanimidad en todos sus puntos, el que hace referencia a las paradas antiacoso pero también otros dos. Por un lado, se acordó la adhesión del Concello de Ourense a la plataforma europea Women in Transport, que promueve la empleabilidad de las mujeres como conductoras, una profesión aún muy masculinizada.

Finalmente, el gobierno local asumió la reivindicación de agilizar la licitación del transporte urbano, que está funcionando en precario. En este caso, el portavoz del ejecutivo popular explicó que la aplicación de la nueva ley de contratación demoró este proceso y aseguró que están trabajando en ello. Sus argumentos no convencieron a la oposición, que recordó que la concesión a Urbanos de Ourense lleva cerca de cuatro años en precario.

Otro asunto de especial interés en el pleno de ayer fue una moción presentada por Democracia Ourensana que pedía la creación de una ordenanza sobre convivencia ciudadana y actos incívicos o vandálicos. La concejala María Teresa Fernández, de DO, explicó que la regulación al respecto se reparte actualmente en varias normativas y debería fusionarse. Puso como ejemplo de las conductas a restringir escupir en la calle o tirar colillas al suelo.

La propuesta de Democracia Ourensana salió adelante por unanimidad debido a que todos los grupos compartían el espíritu de la moción. En todo caso, el concejal responsable del gobierno popular, Jesús Cudeiro, explicó que ya existe una ordenanza de ese tipo, aunque es del año 1976, por lo que se comprometió a «ponerla al día». En todo caso, explicó que, antes de nada, es necesario aprobar otras normativas en tramitación, como la antibotellón o la de terrazas, para que unas no se contradigan con la general.

El grupo del PSOE, con el apoyo de Ourense en Común, pidió además recuperar el «pacto cívico» aprobado en el año 2010 cuando en el Concello había un gobierno bipartito de socialistas y nacionalistas, pero esa propuesta dio pie a las críticas del resto de grupos porque las medidas previstas entonces no se llegasen a ejecutar nunca.

 

Dimisiones por el caso Rodríguez-Nóvoa

PSOE y Ourense en Común sometieron a debate la petición de dimisión del alcalde, Jesús Vázquez, y de la concejala de Personal, Flora Moure, por la anulación judicial del nombramiento del jefe de recursos humanos, el exedil del PP Francisco Javier Rodríguez-Nóvoa. La mitad de los concejales de DO votó a favor y la mitad en contra, para hacer ver que ese tipo de propuestas no sirven de nada. Esa actitud provocó críticas y el alcalde también censuró que el líder de DO, Gonzalo Pérez Jácome, se ausentase cuando aún quedaban unas dos horas de pleno.

Facturas pendientes

Tras el compromiso explícito del alcalde de poner en marcha una auditoría de gestión, el PSOE cambió su voto en contra de hace unos días y ayer se abstuvo para permitir la aprobación del pago a proveedores de facturas pendientes de ejercicios pasados. Ourense en Común se mantuvo en su abstención y DO votó en contra. «Con la inacción también se consigue que ese señor esté ahí», dijo Pérez Jácome en referencia al regidor.

Festivos locales y honores para Vázquez-Gulías

La unanimidad fue una constante en el pleno de ayer. Todos los grupos apoyaron los festivos locales del 2019, que serán el martes de Entroido y el día de san Martiño. También hubo apoyo unánime a la resolución del expediente de honores al arquitecto Daniel Vázquez-Gulías.

Puesta en valor del campo do Cumial

Solo DO se abstuvo en la propuesta conjunta de PSOE y OUeC para la puesta en valor del campo do Cumial como lugar de referencia para la memoria histórica. El PP votó a favor. También lo hizo de una propuesta de DO para hacer mejoras en los cementerios municipales.

Las bodas serán más flexibles y se estudiará el «acogimiento civil»

En las sesión plenaria celebrada ayer por la corporación municipal ourensana también se aprobó por unanimidad otra propuesta de DO, en este caso para actualizar el reglamento de las ceremonias que se celebran en el Concello de Ourense. El partido de Gonzalo Pérez Jácome quiere que se flexibilicen las normas para que los matrimonios se puedan celebrar fuera de la Casa Consistorial y que el evento se pueda personalizar con música, decoración, etcétera. Además, piden que se estudie la posibilidad de poner en marcha el «acogimiento civil» para los niños. El portavoz del gobierno local explicó que solo tres ourensanos se han dirigido al Concello pidiéndolo. Por otra parte, apuntó que en el Ayuntamiento se celebran en torno a un centenar de bodas civiles cada año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los autobuses de la capital ourensana implantarán las paradas antiacoso