La ciencia no entiende de géneros

La investigadora Azahara Soilán participó en una jornada para despertar la vocación entre las niñas


ourense / la voz

Desde el año 2007 trabaja en Ourense, en el Centro de Innovación e Servizos Tecnolóxicos da Madeira de Galicia y es doctora ingeniera por la Universidad de Santiago de Compostela. Azahara Soilán Cañás (A Coruña, 1978) desarrolló un proyecto sobre el análisis con simulación numérica del comportamiento de uniones de madera. Y ayer participó en los actos organizados por la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España para promover la vocación científica entre las niñas y adolescentes.

«A la edad que tienen ellos, con 14 o 15 años, decidí que me quería dedicar a la ingeniería de montes, que no conocía absolutamente de nada. Y fue a raíz de lo que leí en una guía similar a la que se ha editado para este proyecto. Mi hermana estaba buscando qué estudiar y yo leí en la guía que lo que me gustaba de la naturaleza se podía unir con una parte más técnica», afirma Soilán tras tener un encuentro con los alumnos del instituto O Couto que participaron en las jornadas de Ciencia y Tecnología en Femenino que acoge estos días Tecnópole.

«Intenté hacerles ver que se centren en aquello que realmente les gusta y que no se pongan límites. Y yo creo que hoy en día estamos mucho mejor que nuestras madres o abuelas y podemos hacer casi cualquier cosa. Lo importante es que partan de la igualdad de oportunidades. Les puse el ejemplo de conducir y de que siempre se dice que las mujeres lo hacemos mal. Yo tengo amigas que podrían conducir ralis», añade la científica de amplia trayectoria.

Y es precisamente esa sensación de no tener límites la que acompaña a Uxía Granja, de primero de ESO. «Aínda me falta moito por estudar e non sei se serei científica, pero paréceme un traballo moi interesante», explica sobre su devenir profesional. «Hoxe vimos que houbo mulleres de importancia no eido científico e que non se recoñeceron como é debido», remata con tono crítico. A sus 13 años, si le preguntan cómo llevan los niños eso de que el protagonismo del día sea de las mujeres responde con sonrisa de victoria: «Algúns mellor que outros, pero en xeral estanse portando bastante ben».

Lucía Álvarez tampoco tiene claro todavía qué quiere ser de mayor pero se ha quedado más que contenta con lo descubierto en el Parque Tecnolóxico. «Foi moi divertido aprender todo o que fixeron algunhas mulleres e xogar despois a ver quen recordaba máis sobre elas», cuenta tímidamente.

Lo que seguro no van a olvidar son las palabras del divulgador David Ballesteros: «Sexas home ou muller, o cerebro consome o 20 % da túa enerxía. Non hai relación entre xénero e maior ou menor intelixencia».

Educando en igualdad

Alumnos del IES O Couto aprendieron que el cerebro consume el 20 % de las calorías que ingieren con un helado; lo que se esconde detrás de la neurociencia del amor o que hubo mujeres que elaboraron la primera cura de la lepra (Alice Ball), orbitaron alrededor de la tierra pilotando una nave (Valentina Tereshkova) y crearon el primer algoritmo para que una máquina procesara (Ada Lovelace).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La ciencia no entiende de géneros