Aluvión de recibos para cobrar los atrasos de los últimos cuatro años del catastrazo en la ciudad

El gobierno local invita a los afectados a aplazar o fraccionar el pago y recuerda que depende del Catastro


ourense / la voz

Las oficinas del servicio de Recaudación del Concello de Ourense, situadas en pleno corazón histórico, tienen estos últimos días más ajetreo del habitual. El motivo no es otro que el aluvión de recibos que están recibiendo decenas de ciudadanos de Ourense en los que el Concello les reclama los atrasos de los últimos cuatro años, que se originan de la revisión catastral en el valor de los bienes inmuebles que el Ministerio de Hacienda aplicó durante años pasados.

En aquel momento, el conocido como catastrazo llegó en forma de carta a los contribuyentes en la que se le alertaba de las modificaciones del valor de sus inmuebles -en la mayoría de los casos por obras realizadas y que estaban sin declarar- y el nuevo baremo que se aplicaría a partir de entonces para el recibo del IBI, además de tener que abonar una tasa de sesenta euros.

La regularización de los retrasos de los últimos cuatro años -el resto de ejercicios ya están prescritos según la normativa vigente- supone recibos con actualizaciones que superan en algunos casos los 1.000 euros, ya que también se incluyen intereses de demora. Además de ponerse al día, los afectados verán como el valor catastral de su vivienda sube de cara al futuro y, por tanto, también el recibo del IBI.

Desde el Concello de Ourense ayer se quiso enviar un mensaje a los contribuyentes para que acudieran al Servizo de Facenda, al tiempo que recordaban que existe la posibilidad de aplazar o fraccionar el pago. También aclara que los propietarios que viesen incrementado su valor catastral sin haber realizado obras de mejora en los últimos diez años, deben de acudir al Catastro para estudiar el caso o plantear una reclamación si procede. En todo caso, probablemente sea tarde, ya que el cauce administrativo normal para que llegue el cobro de los atrasos generados en el IBI es que previamente el ciudadano haya aceptado la revisión catastral propuesta por Hacienda.

Cambios en el recibo

Fuentes municipales, en todo caso, aseguraron que el Concello de Ourense no es responsable de esta regularización y que el cobro de los atrasos de los últimos cuatro años viene marcado por ley. Sí destacan su responsabilidad en la rebaja del IBI este año en un 10 % y otro 10 % el 2019 -a raíz de una propuesta lan del grupo de DO-. Las mismas fuentes señalan que esa rebaja es universal, pero que serán muchos los vecinos que vean subir el precio del recibo por la revisión del Catastro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aluvión de recibos para cobrar los atrasos de los últimos cuatro años del catastrazo en la ciudad