La presentación en el Pazo ante Marín afinará el ritmo del COB

Jhornan Zamora seguirá entre algodones para evitar sustos


ourense / la voz

La victoria del Club Ourense Baloncesto en el Trofeo Teresa Herrera dejó buenas sensaciones en una plantilla que mostró su mejor cara para batir al Básquet Coruña. Aunque en el cuadro técnico cobista no quieren hacer balance de resultados de la pretemporada, como es lógico, sí salieron satisfechos los entrenadores y sus ayudantes por muchos de los detalles que ofreció la contienda.

En primer lugar, después de varias intentonas fallidas, el renovado plantel compitió de tú a tú -y de hecho superó- ante uno de los rivales de su Liga. Además, la holgada victoria herculina en los albores de la Copa Galicia era una vara de medir que los cobistas querían utilizar como referencia. En el mismo sentido, otra de las pruebas intramuros que debía aprobar el cuadro ourensano era la de reaccionar de modo eficiente contra un marcador adverso, lo que esta vez sí sucedió. Valga el dato de que el Coruña mandaba en el marcador 49-40, a falta de quince minutos de juego y el parcial de la remontada fue un claro 23-45 con los hombres de García de Vitoria exultantes en el último tramo.

En facetas concretas de juego, llamó la atención el buen rendimiento defensivo de la formación cobista, tanto en las aportaciones individuales como una tarea colectiva que logró frenar a los coruñeses en momentos puntuales. También se despertó por fin la batería de lanzamientos exteriores de un equipo en el cual no estaban funcionando las anotaciones desde el perímetro, donde cabe destacar a un hombre como Alfredo Ott que transformó tres triples, las mismas que un Muratovic que demostraba así como puede hacer daño en ataque alejándose más del aro.

La combinación del COB desde más allá de la línea que define el lanzamiento de tres puntos ofreció esta vez un porcentaje del 40,9 % después de acertar 9 de sus 22 intentos.

En casa

La puesta a punto continuará mañana en el Pazo Paco Paz (18.00 horas) frente al Marín, un equipo al que superó con claridad en A Raña tres semanas antes, cuando apenas comenzaba la pretemporada. Otra referencia directa a tener en cuenta con respecto al trabajo realizado en este período de preparación estival. Por otro lado se trata de la presentación oficial ante unos aficionados que viven el punto álgido de la campaña de socios, con vistas al nuevo ejercicio en la LEB Oro.

De cara al partido ante los marinenses, en la escuadra ourensana siguen pendientes de las molestias de Jhornan Zamora. El venezolano se está incorporando poco a poco al grupo, tras su concurso con la selección de su país y no se quiere forzar para que llegue sin problemas a Granada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La presentación en el Pazo ante Marín afinará el ritmo del COB