«La escalada era muy hermética e intentamos abrirla al público»

Adrián Vázquez participará la próxima semana en las jornadas de puertas abiertas de Asesou en Os Remedios


ourense / la voz

La Asociación de Escaladores Ourensáns (Asesou) siempre ha dedicado notables esfuerzos a las tareas formativas y de difusión de sus distintas modalidades deportivas. El próximo capítulo programado en el marco esta estrategia lo desarrollarán la próxima semana en el polideportivo de Os Remedios, donde organizarán unas jornadas de puertas abiertas pactadas para el lunes, de 16 a 19 horas, y con doble sesión en la del miércoles, de 16 a 17 horas y de 19 a 20 horas.

Uno de los monitores encargados de esa actividad es Adrián Vázquez Rodríguez (Ourense, 1988) un escalador de notable experiencia, pese a que entró en el mundillo hace unos seis años: «Comencé a escalar en el Cañón do Sil y poco a poco me fui enganchando, recorriendo otros lugares de España para aprender y disfrutar con la escalada y con otros viajes al extranjero».

Después de esa trayectoria vital, Adrián ya sueña con su próximo objetivo, en las pintorescas montañas de Sudáfrica, pero en sus maletas ya han pasado por Estados Unidos, Cuba, Grecia, Italia o Francia, entre otros países. Con todo, no le hace ascos al trabajo en el rocódromo: «Tuve varias profesiones y, en la última etapa trabajé en un almacén, pero ahora puedo hacer algo que realmente me gusta, como monitor de escalada. Hice los cursos necesarios, porque estaba muy interesado en aprender todo lo que pudiera y, además, me siento muy cómodo al poder contar con un grupo de niños y enseñarles todo lo que he aprendido».

Este año, Vázquez Rodríguez se sumará al segundo curso de la Escola Ourensana de Escalada Asesou, en la que compartirá la labor docente con Piluca Vázquez, que también se encargará de la Escola de Marcha Nórdica. Antes, sesiones como las inminentes en Os Remedios, servirán para dar a conocer la escalada a todos los interesados, en especial a los más jóvenes. Bajo el Lema ¡Un día inolvidable escalando! en el club persiguen objetivos que tiene muy claros el propio Adrián: «Queremos que sea una toma de contacto con nuestro deporte, que puedan descubrir lo que es realmente y como nos manejamos con las técnicas existentes para practicarlo, que vean en qué consiste de primera mano, lo prueben y, si lo desean, se apunten al club o a su escuela».

Llegados a ese punto, el monitor no duda en realzar lo que considera puntos fuertes de la escalada, los cuales considera esenciales a la hora de publicitarlos: «Es una actividad en la que prima el compañerismo y, aunque también podemos desarrollarla a cubierto en un rocódromo, te mantiene en contacto con la naturaleza, al aire libre y en medio de paisajes que son únicos, la mayoría de las veces. Además, es perfecta para mantenerte en forma, porque ejercita todas las partes del cuerpo y beneficia el aprendizaje, la memoria y ayuda a fijar la atención».

La convocatoria de puertas abiertas es una de las primeras de Asesou en un nuevo curso en el que Adrián se reconoce muy ilusionado: «Hace tiempo que atraía poder trabajar con niños, pero en líneas generales, ya ha sido muy importante lo que hemos conseguido hasta la fecha en el club. Como nos decidimos a sacar afuera nuestra actividad -y sobre todo con la creación de la escuela-, hemos crecido mucho en los últimos años. La escalada era muy hermética e intentamos abrirla al público. Ya había escaladores antes, pero ahora lo que hacemos tiene más visibilidad y la gente se está interesando en lo que es nuestra pasión».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La escalada era muy hermética e intentamos abrirla al público»