La excepción ourensana centra el foco político gallego en la ciudad

Los líderes de PSdeG y BNG salen en tromba contra Jesús Vázquez tras confirmar este su candidatura


Ourense

Que Jesús Vázquez Abad (Núremberg, 1967) iba a repetir como candidato a la alcaldía de Ourense era algo cantado desde hace meses. Pese a todo, tras confirmarlo vía redes sociales, los líderes del PSdeG y del BNG no dejaron pasar ayer la oportunidad de salir en tromba contra Vázquez.

El alcalde ourensano debería ir acostumbrándose porque tendrá que soportar ser el centro de todas las miradas en la campaña electoral de las municipales. Esta ciudad es la única de las siete grandes en la que actualmente gobierna el PP. Por ese motivo, cuando Alberto Núñez Feijoo, justificó los próximos relevos en la Xunta en la «parálise» que viven ciudades como A Coruña y Ferrol, la reacción no se hizo esperar.

Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG, compareció ayer en rueda de prensa y recordó que «o certo é que onde hai maior parálise nos gobernos municipais é alí onde goberna o PP». El socialista recordó que el alcalde popular ourensano no ha logrado aprobar aún ningún presupuesto. Superado ese bloqueo en Ferrol, esta es la única ciudad en esa situación y el asunto ofrece munición a todos los regidores socialistas y de las mareas, que podrán contraponer su gestión en este sentido con la del ourensano. Y, a la inversa, la oposición ourensana tiene en esa misma comparación un argumento electoral muy útil.

No es de extrañar, por lo tanto, que también Ana Pontón hiciese ayer hincapié en que la ciudad «máis paralizada» de Galicia es Ourense. La portavoz nacional del BNG cuestionó, por lo tanto, que Feijoo revalide a Jesús Vázquez como candidato. Recordó que este, cuando era conselleiro de Educación, ya había sido protagonista en el año 2015 de una operación similar a la que ahora se prepara con los de Política Social y Medio Ambiente para su desembarco en Ferrol y A Coruña.

Piedras en el camino

En definitiva, Jesús Vázquez tendrá que hacer campaña contra sus rivales en Ourense y contra los jefes de estos. No lo tendrá fácil como candidato, como tampoco lo tuvo como alcalde. «Un medra moitas veces coas dificultades, coas pedras no camiño. [...] Esa idea que tiñamos desde o primeiro día de poder levar a cabo investimentos e esa transformación da cidade de Ourense en moitos casos non foi posible precisamente por esa oposición tan dura que tivemos desde o primeiro día. Iso foi tamén un dos elementos que me animan a dicir que eu quero concluír ese proxecto», señaló ayer el regidor ourensano. Vázquez deberá asumir pronto que tendrá un papel protagonista en la próxima campaña electoral, pero es probable que ya lo intuya en vista de las reacciones que ha provocado el vídeo en el que anuncia que se presentará a la reelección. Este acumulaba ayer miles de reproducciones y había provocado decenas de comentarios, unos en positivo y otros en negativo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La excepción ourensana centra el foco político gallego en la ciudad