PP y PSOE acercan posiciones para un nuevo plan de obras en la ciudad

Barquero pone condiciones para apoyar también más fondos para servicios sociales


Ourense

Uno de los principales retos del gobierno municipal del PP en el Concello de Ourense tras la vuelta de vacaciones es la puesta en marcha de un nuevo plan de obras en la ciudad. Al igual que ocurrió con el anterior, el ejecutivo popular quiere apoyarse preferentemente en el grupo municipal socialista. Ambas formaciones han acercado posiciones al respecto y, hecho, el portavoz del PSOE, José Ángel Vázquez Barquero, ya acompañó el pasado viernes al concejal de Infraestructuras, José Araújo, a una reunión con asociaciones de vecinos no federadas para comunicarles que podrían nombrar a un representante para participar en la comisión de seguimiento y control de ese futuro plan de inversiones.

«Ímolo apoiar, pero sen asinar cheques en branco», dijo ayer Vázquez Barquero, que protagonizó una rueda de prensa sobre este asunto. El portavoz socialista recordó que su grupo puso una serie de condiciones sobre la mesa para apoyar el plan de obras y aseguró que «formalmente» aún no han recibido respuesta del gobierno municipal. En este caso, Vázquez Barquero se mostró esperanzado de la posibilidad de llegar a un acuerdo puesto que cree que el ejecutivo del PP ya ha dado algunos pasos que van en consonancia con las demandas detalladas por los socialistas. El portavoz del PSOE citó como ejemplo de ello la reunión del pasado viernes con las asociaciones vecinales «no alineadas».

Otras modificaciones

La aprobación del plan de inversiones estaría, por lo tanto, encauzada, pero no es la única operación que tiene en mente el gobierno popular y que podría contar con el respaldo socialista. El PP también planea una modificación presupuestaria para dotar de fondos a las entidades que prestan servicios sociales y, según Vázquez Barquero, las condiciones de su partido para dar su visto bueno son muy similares. Se trata, básicamente, de establecer una metodología de trabajo que implique la «fiscalización plena de todos os grupos». Sería algo así como una «auditoría permanente» de la gestión de la concejala de Servizos Sociais, Sofía Godoy, muy criticada por la oposición. Además, el PSOE pedirá tener acceso total a las cuentas de la Concejalía así como a las posibles deudas con las entidades sociales. Finalmente, los socialistas reclaman una reunión con todos los colectivos afectados por esta área municipal.

Según remarcó Vázquez Barquero, con estas condiciones, su partido lo que busca es el bien común. «Non plantexamos contrapartidas que nos beneficien a nós politicamente como fan outros grupos», señaló el portavoz del grupo socialista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

PP y PSOE acercan posiciones para un nuevo plan de obras en la ciudad