La nueva glorieta del campus entrará en servicio en septiembre

La Xunta confía en terminar las obras de Otero Pedrayo antes de fin de año


Ourense

La avenida Otero Pedrayo es una de las vías que más tráfico tienen en la capital ourensana. Por allí, en condiciones normales, pasan 12.000 vehículos diarios. Los conductores que circulan en la zona se enfrentan a las molestias que ocasiona la reforma de este vial, pero el gobierno autonómico confía en que las obras puedan agilizarse. Según explicó ayer Marcos Buide, jefe provincial de la Axencia Galega de Infraestruturas, la segunda de las dos nuevas glorietas previstas en la avenida estará terminada y en servicio a principios de septiembre, cuando el tráfico recupera sus niveles normales.

Se trata de la rotonda situada frente al campus. La otra, en A Rabaza, lleva semanas en funcionamiento, tal y como destacó la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, que visitó ayer las obras de Otero Pedrayo acompañada por el alcalde, Jesús Vázquez, y otras autoridades. Según explicó, la previsión inicial era terminar la reforma de la avenida a principios del año que viene. Sin embargo, Vázquez apuntó que había hablado con los responsables de la empresa encargada de ejecutar el proyecto y las obras avanzan a buen ritmo. «Eu agardo que si que poidan axilizarse as obras e que se acaben as molestias», dijo la conselleira, que confía en que la reforma esté finalizada antes de terminar este año 2018.

En su intervención ante los medios de comunicación que asistieron a la visita, el alcalde, Jesús Vázquez, agradeció la inversión autonómica en esta actuación (próxima a los 2,2 millones de euros) y destacó la apuesta por la mejora de la accesibilidad y la seguridad de este vial. En este sentido, el regidor se refirió a «puntos negros» como el paso inferior más próximo al campus universitario. La actuación prevé la reordenación de los pasos de peatones y de las zonas de aparcamiento así como la mejora de las vías de servicio.

Obras de urbanización en la parroquia de la Asunción

Por otro lado, aprovechando la cercanía de esa zona, el regidor fue preguntado por la urbanización de la zona de la Asunción, en el entorno de la residencia universitaria. Jesús Vázquez explicó que, tras haber terminado el plazo para alegaciones, el expediente está pendiente de informes, pero pronto se licitarán las obras. «Se todo fora ben, entendo que será unha execución bastante próxima no tempo», dijo el alcalde, que no quiso precisar fechas concretas.

La reforma de la carretera OU-105 en Seixalbo estará lista para el próximo verano

Además de comprobar los avances en las obras de la avenida Otero Pedrayo, la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, aprovechó su presencia en Ourense para supervisar la ejecución de la reforma de la OU-105 a su paso por Seixalbo. En esta actuación el gobierno autonómico invertirá cerca de 850.000 euros y el objetivo principal del proyecto es mejorar la seguridad de los peatones y ciclistas que circulan por esa carretera. La Consellería precisó que la finalización de estas obras está prevista para el próximo verano.

La reordenación del vial afecta a un tramo de kilómetro y medio entre la zona del tanatorio y donde finalizan las viviendas de Seixalbo junto a la OU-105. Se prevé la construcción de una glorieta y la mejora de la intersección con la rúa da Igrexa. Además, se eliminará el tercer carril existente, lo que permitirá «calmar» el tráfico así como disponer de más espacio para aparcamientos y para carriles centrales que faciliten los giros a la izquierda.

El alcalde ourensano, Jesús Vázquez, destacó que, entre esta actuación y la de la avenida Otero Pedrayo, la Consellería de Infraestruturas e Vivenda está invirtiendo cerca de tres millones de euros en la ciudad. Ambos proyectos dan respuesta a demandas de la ciudadanía, dijo.

La actuación incluye la mejora de unas escaleras frente a la rúa Lugrís Freire

Aunque no estaba previsto inicialmente, atendiendo a las demandas vecinales, la Xunta de Galicia decidió incluir esta actuación en la reforma de la avenida Otero Pedrayo. Se trata de unas escaleras de acceso al campus universitario situadas en la OU-536 frente a la calle Lugrís Freire. La instalación existente no cumple con los requisitos de accesibilidad actuales. En su lugar, se colocarán una rampa y una escaleras de hormigón para comunicar Otero Pedrayo con el campus, dando continuidad, de este modo, al paso de peatones que se crea en la avenida, concretamente en la zona intermedia entre las dos nuevas glorietas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La nueva glorieta del campus entrará en servicio en septiembre