El INSS atiende la reclamación de un jubilado para ajustarle la pensión en seis céntimos al mes

La misma resolución reconoce también una deuda de 31 céntimos correspondientes al período enero mayo

.

ourense / la voz

Después de muchos años de dedicación profesional en un ámbito de la administración tan singular y especializado como es el local, jubilado desde hace algo más de tres años, a T. N. S. le pudo el deseo de poner a prueba el sistema cuando percibió un desajuste en su pensión. En total eran 84 céntimos los que le habían dejado de ingresar, pero él reclamó. Sabe de qué va el asunto. Y tiene tiempo. A finales de febrero presentó una reclamación manuscrita a la dirección provincial del INSS. Le han dado la razón, como es justo. Y le han pagado la deuda. Si fuera una operación entre particulares, dependiendo de la vinculación de los implicados con sus entidades financieras, hubiera podido ser mucho más cara la comisión bancaria que el importe transferido o ingresado en ventanilla.

La situación demuestra, por un lado, que la maquinaria burocrática no está todo lo coordinada que debería, aunque, por otro, también indica que las respuestas pueden llegar a ser ágiles. Que la reacción hubiera sido tal vez más lenta, si la reclamación fuera de más cuantía, o que se hubiera perdido la reclamación detrás del silencio administrativo, son variables que quedan para las dudas y suspicacias.

Pensión máxima

El caso de T. N. es singular. Viudo desde hace tres años, después de trienios y quinquenios de cotización, cuando dejó de trabajar le fue concedida la pensión máxima, que cada año aparece fijada en los Presupuestos Generales del Estado. La cifra correspondiente a 2018 es de 2.580,10 euros. Ocurre que este feliz jubilado recibe cada mes tres transferencias diferentes correspondientes a sus pensiones. La primera paga es la de viudedad por el apartado de clases pasivas. La segunda, prácticamente simbólica, es la que le abona Muface, la mutualidad de funcionarios del Estado a la que año a año contribuyó su fallecida esposa. Son 21 euros al mes los que le ingresan en su cuenta corriente por este concepto. La tercera, hasta completar el máximo al cual tiene derecho, la paga el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Claro que si la parte de Muface no sube el 0,25 % reglamentario, se pierden por el camino siete céntimos, que, en realidad, son seis, una vez aplicaba la retención legal que corresponde.

Catorce pagas, con una simple multiplicación, elevan a 84 céntimos el perjuicio a este jubilado, cuya situación, como le indicaron cuando acudió a las oficinas del INSS en Ourense para exponer la situación, es única. Tampoco debe hacer muchos casos así. El afectado, picado sin duda por la curiosidad de ver cómo reacciona el sistema ante situaciones inesperadas, reclamó.

Revalorización ajustada

Y le han dado la razón. Esta dirección provincial del INSS, le dicen en la resolución de respuesta a su exposición, «ha resuelto incrementar el importe de su pensión por aplicación del real decreto anual de revalorización de pensiones, con los datos y efectos que se señalan en la hoja adjunta». En la hoja adjunta, efectivamente, la pensión que se le reconoce pasa de 1.413,75 euros al mes a 1.413,82 euros, que se traduce en 1.254,48 euros de importe líquido en vez de los 1.254,42 anteriores. Con un apunte añadido: en la misma comunicación se añade una liquidación de atrasos del 1 de enero al 31 de mayo, por importe de 35 céntimos, que, con el 11,27 % de retención del IRPF, queda en 31 céntimos efectivos. Y expediente cerrado, pues intereses no llegó a reclamar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El INSS atiende la reclamación de un jubilado para ajustarle la pensión en seis céntimos al mes