Una de pollo


Las noticias que llegan de Turquía, las que van directamente a las páginas de economía, hablan de crisis, de un Trump abusón, presiones, inestabilidad financiera, caída de la lira, terremoto en las bolsas y medidas extraordinarias para aliviar el panorama con pinceladas de optimismo más o menos acertadas. Las otras, las que llegan a Ourense desde un lugar llamado Balikesir, son diferentes. Resulta que el regidor de aquí anda por allá. También es mala suerte el momento, pero es lo que hay. Vázquez, según dicen desde su entorno, está trasladando al consorcio empresarial turco las posibilidades y potencialidades de Ourense. Muchas y variadas, claro. Ocurre que el tal consorcio representa, de acuerdo con la misma fuente, a importantes empresas del sector avícola, de la producción de aceite y las energías renovables. ¿Pollos y aceite? ¡Extraordinario! Si no fuera porque la crisis turca es noticia en medio mundo, con poderosas empresas de aquí en modo tembleque, bien se podía ver a Vázquez como una avanzadilla para la toma de Balikesir. De pollos, precisamente de pollos, algo va habiendo por aquí. ¿Y de aceite? Pues más o menos, oiga, la capacidad para comerciar con el oro líquido está aquí sobradamente demostrada. Tienen buen ojo. A ver si resulta que, frente a la opinión crítica de sus detractores, condicionada por intereses políticos, Vázquez acaba destapándose como embajador y puente para acciones empresariales. Por cierto, cuentan que ayer visitó una empresa de procesado de pollos. Acertadísimo, sin duda, aunque tal vez el lector se pregunte de qué va todo esto, si compramos o vendemos: pollos, aceite o humo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una de pollo