El dinero en caja en el Concello de Ourense se incrementa en 17 millones

Rubén Nóvoa Pérez
rubén nóvoa OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

El cierre económico del 2017 arroja que los ingresos crecieron hasta los 106 millones

31 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Si el Concello de Ourense fuera una empresa privada, los resultados económicos del año 2017 serían para echar cohetes. Pero no lo es y, por tanto, el superávit financiero que ayer puso sobre la mesa la concejala de Facenda, Ana Morenza, choca con las dificultades de ciertos servicios por la falta de personal o por las penurias que atraviesan asociaciones o entidades que dependen de la institución local para su funcionamiento.

Con todo, la edila popular presumió de unos datos que permiten aumentar el colchón financiero del Concello de Ourense, toda vez que durante el último año se generó un superávit de 17,7 millones de euros de euros. Esto supone, según se recoge en el informe de estabilidad presupuestaria emitido por la Intervención Municipal, que el dinero que hay en el cajón ahora mismo asciende hasta los 70 millones de euros. «Co cambio lexislativo realizado polo anterior goberno de España vainos permitir volver a inverter ese superávit, sempre e cando contemos co apoio da oposición», señaló la concejala.

Del informe del alto funcionario también se desprende que el dinero recaudado por el Concello de Ourense durante el último ejercicio cerrado fue superior al previsto inicialmente. En concreto, el dinero que entró en las arcas municipales fue de 106.034.401 millones de euros, 400.000 euros más de lo estipulado antes de iniciarse el ejercicio. El documento que ayer hizo público la edila del PP también deja constancia que por tercer año consecutivo la institución municipal con el techo de gasto establecido por la Lei de Sostenibilidad Financiera, también conocida como Ley Montoro. La situación es contraria, según expuso Morenza, a la vivida por el anterior gobierno socialista que incumpliera el techo de gasto empleando más dinero de lo que permitía la normativa y que obligó a la elaboración por parte del actual gobierno de un plan económico financiero. «O fixemos para evitar ser intervidos», señaló la concejala del PP.