Localizan el cadáver del joven arrastrado por la corriente en el río Miño

El cuerpo sin vida del turista angoleño fue localizado alrededor de las doce

.

ourense / la voz

Las labores de búsqueda del joven angoleño arrastrado ayer por la tarde por el río Miño han rematado al ser localizado su cuerpo sin vida. Ha sucedido alrededor de las doce del mediodía, tres horas después de que el operativo se reanudase. En los juzgados de Ourense ya se han iniciado las diligencias necesarias para el levantamiento del cadáver y la realización de la autopsia.

Eran las cinco y media de la tarde de ayer cuando varios testigos alertaban a los servicios de emergencias de Ourense de que una persona había sido arrastrada por la corriente en el río Miño, en las proximidades del puente Romano.

Según un joven que presenció los hechos, el chico se quitó la ropa y se introdujo en el agua para darse un baño. «Yo le dije a mi amigo que no entendía cómo se metía en el río con lo fuerte que bajaba el agua. Además, calculo que tenía entre 18 y 20 años», explica Junior Kery, que presenció la escena mientras descansaba con un compañero en la ribera del río.

«Uno de los policías que primero llegó se metió en el agua para intentar buscarlo pero ya no lo vio. Fue cuestión de segundos», lamenta el testigo.

El fallecido era, según fuentes oficiales, de nacionalidad angoleña, hijo de un político en el país africano y tenía 20 años. Se introdujo por el margen del río en el que se encuentra el hórreo del lado del barrio de A Ponte -zona en la que es habitual encontrarse con personas bañándose- y comenzó a nadar hasta la mitad del cauce. Cuando estaba regresando a la orilla, a escasos cinco metros de alcanzarla, la corriente comenzó a arrastrarlo fuertemente y empezó a pedir auxilio. «A mí me dio rabia porque lo vi pidiendo ayuda pero no me pude meter a por él porque nado muy mal. Y lo más sorprendente es que fue muy cerca de la orilla en la zona donde la gente se baña y hay piedras», relata con angustia.

.

Efectivos de la Policía Nacional, Policía Local, Protección Civil y Bomberos participaron por tierra, agua y aire en las labores de búsqueda del cuerpo, que fue rescatado del fondo del río tras la inmersión de un agente de Protección Civil este mediodía.

La playa fluvial de la antena es la única zona habilitada para el baño en el río Miño

Desde Protección Civil alertan de que la zona en la que el joven fue arrastrado por la corriente no está habilitada para el baño, pese a que es más que habitual encontrarse a personas nadando por ella.

Según indican los profesionales, un simple baño es altamente peligroso por el gran número de pozos y remolinos que se generan con la corriente.

De este modo, la única área del río Miño en la que está permitido el baño en toda la ciudad de Ourense es en la playa fluvial de la antena, frente al parque Miño y del lado opuesto de la orilla a donde tuvo lugar el suceso.

Dos fallecimientos por ahogamiento en la provincia en lo que va de temporada estival

Desde que comenzó la temporada estival, otras dos personas fallecieron en el agua en la provincia de Ourense. La primera de ellas fue un hombre de 58 años, de nacionalidad portuguesa, que apareció ahogado en el embalse de As Conchas (Muíños). En este caso, el varón se encontraba nadando en una zona de ocho metros de profundidad cuando se fue al fondo del embalse de manera súbita.

El segundo fallecido por ahogamiento fue esta misma semana en el embalse de Bande. La víctima había ido a bañarse al anochecer a la zona de la desembocadura del río Cadós y fue encontrado horas más tarde sin vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Localizan el cadáver del joven arrastrado por la corriente en el río Miño