El reto de cumplir el programa en minoría en Ourense

El gobierno del PP afronta la recta final del mandato con parte de sus deberes aún por hacer

.

ourense / la voz

Cumplir todas las propuestas de un programa electoral es un reto casi imposible. Si se gobierna en minoría, como es el caso de la ciudad de Ourense, el reto se convierte en una quimera. Sin embargo, repasar el grado de cumplimiento de las propuestas lanzadas en las campañas de las municipales siempre es un buen termómetro para comprobar si el gobierno está cumpliendo sus expectativas.

En el caso del Concello de Ourense, el mandato entra en su recta final. Tres años y un mes después de que Jesús Vázquez tomara el bastón de mando es un buen momento para repasar el programa «A cidade que ti queres. Ourense 2015-2019». El documento, que arranca con una carta firmada por Jesús Vázquez, incluye un total de 200 propuestas. Muchas de ellas, como suele ser habitual, no son medibles al no incluir objetivos concretos -la número 24, por ejemplo: «Impulsaremos medidas de apoio para a inserción sociolaboral das mulleres, con especial atención a aquelas que se atopen en situación de vulnerabilidade»-. Pero hay otras muchas que sí, y ahí el balance deja luces, pero también sombras.

Entre las promesas electorales del gobierno del Partido Popular que todavía no se han ejecutado hay dos que, por su relevancia, merecen ser destacadas en primer lugar. Se trata de los intentos fallidos por aprobar el nuevo plan de urbanismo. Gobierno y oposición andan estos días enfrascados en una dura batalla a cuenta de si el documento debe de aprobarse provisionalmente en el pleno o por el contrario, como defiende el PP y sostiene un informe del Consello Consultivo de Galicia debe hacerse mediante un decreto. Más allá de este debate, lo cierto es que la propuesta popular de aprobar un PXOM con «seguridade xurídica» en este mandato es una quimera, ya que ninguno de los tres grupos de la oposición está dispuesto a respaldar la propuesta en el salón de plenos, ya sea en la aprobación provisional o definitiva. Por tanto, salvo sorpresa mayúscula será una tarea que quedará pendiente para la nueva corporación.

Otro asunto de calado que está pendiente de ser realidad es el transporte metropolitano. El PP garantizaba en su programa la puesta en marcha de este servicio con los ayuntamientos limítrofes. Se trata de una vieja demanda que siempre estuvo atascada. La sintonía de los populares con la Xunta parecía que podía desbloquearlo de manera definitiva. Se han dado pasos en el mandato, pero lo cierto es que el servicio aún no está en marcha como sí sucede en otras grandes áreas metropolitanas de Galicia.

También se quedaron por el camino otras propuestas como la creación de un carril bici, una policía de río o el ya famoso hotel balneario en el centro de la ciudad.

Entre los compromisos concretos que se han cumplido a lo largo del mandato destaca la inminente apertura del nuevo albergue de peregrinos, en pleno casco histórico y la rebaja fiscal del IBI en un 20 % en dos años, a raíz de una propuesta de DO. También se cumplió con la reactivación de la Variante Norte, la propuesta de mejorar los parques infantiles, la remodelación de Os Remedios, la apertura de la Casa da Mocidade o la mejora de la señalización termal.

Otra de las propuestas que figura en el programa, aunque de manera más abstracta, tiene que ver con la llegada de la alta velocidad. El PP se comprometía a liderar su entrada en la ciudad. Lo cierto es que en breve comenzarán las obras de la estación intermodal, no exentas de polémicas, y que la variante exterior está prometida, pero no contratada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El reto de cumplir el programa en minoría en Ourense