Servimos medio menú

Y NO TE QUEDAS A MEDIAS El «menos es más» es tendencia en el plato de Norte a Sur en Galicia. Cada vez hay más locales que se suman a ofrecer el justo medio sin romper el saque ni el bolsillo. Si con una ración vas servido, esta es tu opción. El medio menú es más que la mitad. Verás como te vas completo.

.
CARLOS CRESPO

El pica-pica mata el gusanillo. Aquí el lema de la primera parada en esta ruta que recorre los mejores sitios en Galicia para degustar medio menú sin quedarse a medias. El menos es más (y más viendo la generosidad de estas raciones) es tendencia también a la mesa. No hay nada que repita menos que comer lo justo.

.

En este local se respira historia y se disfruta un medio menú fresco y sano, en línea con lo que se demanda ahora. El Abarrote triunfa los viernes del risotto, pero nunca te deja a medias. Si quieres pescado, los jueves son tu día en este colmado cool que fue ultramarinos en el XIX, situado en un edificio que sigue en manos de la misma familia coruñesa

Pasa y dale un bocado a la historia. En homenaje al ultramarinos que fue en 1884 toma su nombre el Abarrote, un guiño chic y veraniego al concepto de colmado. Hoy sirve medio menú de lunes a viernes por 6,50 euros. «No consiste en un entrante, una ensalada o una ensaladilla. Nuestro plato del día puede ser un entrecot, un solomillo de cerdo, dorada o lubina», aclara Miguel, al frente de este local de San Andrés donde sopla el aire de unos tiempos que se preocupan por conservar la línea, alimentarse de forma saludable y no perder más tiempo del justo en comer. A veces, el horario de oficina obliga. Y otras elige el placer. «Si eres un poco zampón y pides plato del día, puedes comer en 10 minutos. ¡Va muy rápido!», asegura Miguel. Pero nos quedamos a gusto un rato más, que el producto es fresco y sano, y la estancia también, aunque entre estas paredes se respire solera y aún podamos imaginar sobre el mostrador una báscula Berkel. Tras el ultramarinos que estrenó el uso de local de San Andrés en el XIX, se convirtió en Pidolti. Y de la tienda de ropa pasó, en el 2014, a ser ya este Abarrote, con sus «viernes del risotto». Y sus lunes de pasta. De martes a jueves se suceden el secreto (¡descúbrelo!) o el solomillo, las brochetas de pollo y pescados como la dorada y la lubina. Medio menú es igual a un plato. «Y nadie se va con hambre», asegura Miguel. Pero si en lugar de medio menú quieres elegir a la carta, no hay problema. Es otra opción bien rica, y con más tiempo.

AMPLIA CARTA EN OURENSE

Desde hace ya dos años el medio menú o plato único es una alternativa con tirón entre la clientela del Bo Bocado de Ourense, que está situado en la céntrica calle Celso Emilio Ferreiro.

.

Con una rebaja de 2 euros sobre el precio del menú completo, este referente casero del centro de Ourense triunfa con las ensaladas, el cabrito y el jarrete, y sirve medio menú «que el cliente agradece». Las «fabes» con almejas también tienen su público.

La amplia variedad que ofrece la carta y la rotación de los platos es una de las señas de identidad del local que regenta Emilio Santamaría Bargas desde hace una década. «Yo cuando voy a comer fuera siempre como un plato, y en la mayoría de los sitios te cobran los dos. A mí me parece una injusticia y por eso apostamos por el medio menú. Le rebajamos dos euros al precio, que parece una tontería pero el cliente lo nota y lo agradece», asegura.

El precio del medio menú de lunes a viernes es de ocho euros -trece los fines de semana- e incluye un plato a elegir entre los primeros y los segundos del menú del día, pan, bebida, postre y café. En la pizarra del Bo Bocado hay cada día tres o cuatro alternativas nuevas para elegir de primero y otras tantas de segundo. Entre los que están fijados tienen especial tirón entre la clientela las ensaladas mixtas y el jarrete. «Los fines de semana hago mucho fabes con almejas y gustan mucho. De segundo, el jarrete o el cabrito asado también triunfan», asegura Emilio Santamaría, fiel defensor de la cocina de la abuela. Otra de las señas de identidad del local situado en la calle Celso Emilio Ferreiro, de Ourense, son sus cocidos durante la temporada invernal: «Tengo muy buen producto y está claro que el que viene una vez seguro que repite. Hay mucha gente que los domingos viene solo para comer el cocido».

De la clientela fija, en torno a un 20% apuesta por el medio menú. «Hay dos médicas que vienen con frecuencia y que me dicen que los dos platos son un exceso, y que les encanta la opción del plato único», concluye. Seguimos en ruta tras el justo medio.

UN FAVORITO EN SANTIAGO

Nos vamos a pillar mesa en Santiago. Si es al aire libre, a la sombra de un buen árbol, mejor. Vente al barrio de San Pedro, donde hace ya siete años que A Moa es un referente sirviendo menú del día. Es ya un clásico en Santiago, para comer de lujo sin que se resientan ni el estómago ni el reloj ni el bolsillo. El servicio y la buena mano en la cocina son dos de los valores que suelen destacarse de este local que también atrae por su terraza. «Es especial, cuando empieza el buen tiempo, se la rifan», dice Claudia, de A Moa. Y tanto, porque más que terraza, es un jardín, que bien merece y complementa esta cociña atlántica de mercado. Si nos sentamos a desplegar el abanico de sugerencias, uno de los primeros platos en salir (a pedir de boca) es la ensaladilla. No pienses en pimientos, guisantes y aceitunas, que esta «lleva solo patata, zanahoria, langostino marinado y polvo de gambón». Es una de las reinas de la carta, aunque tampoco se quedan atrás los mejillones al curry rojo. «Es un curry que hacemos aquí nosotros», destaca Claudia. Entre los segundos con más tirón, detalla a YES, están los arroces, los canelones, las alitas de pollo y los pescados. «Pero depende del mercado... y del gusto de la gente», dice. El menú entero cuesta 15 euros, y el medio, 10; este con un plato a elegir entre ocho opciones más el postre y el café. Si te va más el picoteo, tienen zona de tapas. Y gin-tonic especial... Y sangría de maracuyá y cava.

.

DE PREMIO EN AROUSA

Criado, formado y viajado en Centroeuropa, donde el asunto de los dos platos hace tiempo que dejó de estar sobre la mesa diaria, Manuel Melón lo tuvo claro desde el momento en el que abrió la tapería O Misterio, allá por el año 2015, en la praza Ravella de Vilagarcía. Menú del día hay que tener, pero tampoco debe faltar la oferta del medio menú, una tendencia en boga a la mesa. Y la cosa funciona. Hasta el punto de que hoy la demanda de medios menús suele superar la del completo. «Es un público muy definido», puntualiza el hostelero. Abunda en este opción el género femenino, aquellas personas que tienen que seguir trabajando por la tarde después de comer o incluso quienes ni siquiera a la hora de comer dejan de trabajar, y se mueven a la mesa tablet o teléfono en ristre.

El medio menú de O Misterio no es estrictamente la mitad del otro. El comensal puede escoger entre cualquiera de los dos primeros o de los dos segundos que se ofrecen en el menú del día, y le será servido de una forma más generosa en cuanto a cantidad que si se tratase de uno de los platos del menú. A ello se le añade bebida, pan y café o postre por 7,5 euros. De lunes a viernes, eso sí. El menú descansa los fines de semana.

A la hora de manejar estos medios menús, Manuel Melón tiene muy en cuenta el equilibrio nutricional. Sean de carne o pescado, esos platos siempre llevan acompañamiento de verduritas, patatas, ensalada, arroz, cuscús, pasta o polenta, detalla. Y es que estos platos del medio menú son a la vez un escaparate de la cocina de esta casa, que en los tres últimos años ha recibido cuatro premios -entre ellos dos primeros- en la ruta de las tapas de Vilagarcía.

Vai a modiño. Súmate a los medios menús que te mantienen entero.

.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Servimos medio menú