En precario


Los bomberos de Ourense trabajarán en retenes de ocho profesionales durante los meses de verano. La cifra habitual es de once, así que la situación es de precariedad. El año pasado los agentes tuvieron que realizar turnos interminables y horas extra a doquier para cubrir las carencias. Y hasta fueron criticados en algunos foros políticos por ello. Queda por ver que pasará días como domingos y si se cumple ese número mínimo. En todo caso, no tranquiliza saber que los bomberos están en cuadro, ahora que aumenta el riesgo de incendios forestales. Ya sé que no es su cometido, pero también la experiencia me dice que en episodios donde se rozó la tragedia en el perímetro rural de la ciudad, los bomberos estuvieron ahí dando el callo. Algo similar pasa con la Policía Local de Ourense y con otros servicios municipales que no están tan expuestos al público. La famosa restricción de la Ley Montoro ahoga a los Ayuntamientos que apenas tienen margen de maniobra para contratar a personal y los servicios (y las exigencias de los ciudadanos) no paran de crecer. Ahora que el PSOE gobierna en Madrid, ¿serán los socialistas locales tan agresivos como antes con los populares y reivindicarán a Pedro Sánchez que afloje la soga de las administraciones locales? ¿Veremos, acaso, al PP detrás de una pancarta después de años callados ante esta situación? Preparen las palomitas. Lo cierto, más allá del juego político, es que ayuntamientos como el de Ourense, con las cuentas saneadas pese a estar prorrogadas de forma indefinida, no deberían de estar sometidos a unas restricciones tan grandes y que condicionan el día a día de los ciudadanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En precario