«Poder tener imanes de los puentes de Ourense me parece una idea fantástica»

La Voz entregó la primera pieza de la colección, una reproducción de A Ponte Nova


ourense / la voz

Los lectores ourensanos de La Voz de Galicia recibieron ayer en los quioscos, junto con el cupón del lomo del periódico y al precio de un euro, el primero de los imanes de nevera que forman parte de una colección con la que se pretende poner en valor los puentes que atraviesan el río Miño en la capital. Unas infraestructuras que a lo largo de los siglos dieron cuenta del desarrollo de la ciudad. La cita de ayer fue con A Ponte Nova. «Poder tener imanes de los puentes de Ourense me parece una idea fantástica», afirmó Ramona Arias Núñez ayer en el quiosco Marcos de la capital ourensana, con el imán de A Ponte Nova en la mano. La Voz de Galicia, en colaboración con el Concello de Ourense, no quiso pasar por alto el centenario de este puente, pretexto para la entrega de esta colección que dará paso el próximo domingo a la segunda reproducción: la de A Ponte Romana.

El objetivo, además de agasajar a los lectores ourensanos, es poner en valor las infraestructuras más importantes de la ciudad. Pasos que unieron a los vecinos de ambos lados del Miño y que, de alguna manera, fueron marcando las épocas de transformación de la capital. A Ponte Romana, que será entregada el próximo domingo 1 de julio, fue durante muchos siglos el único paso sobre el río, hasta que llegado el siglo XX se inauguró A Ponte Nova, que permitió aliviar el tráfico, cada vez mayor. Años después, la ampliación de vías ferroviarias, obligó a la contrucción del viaducto que acercó Galicia y Meseta. Y en el siglo XXI, el Milenio habla del Ourense moderno.

A Ponte Romana completa la tríada de los más espectaculares monumentos que los romanos construyeron en Gallaecia, y que se completa con la Muralla de Lugo y la Torre de Hércules de A Coruña. Conocido también como Ponte Vella o Puente Mayor fue construido en siglo I d. C. dentro de un ramal de la vía XVIII o Vía Nova. Según la tradición, data de la época de Trajano. Es una de las mayores obras de arquitectura vial de todo el Imperio y su arco central tiene una luz aproximada de 38 metros, el mayor vano de todos los puentes romanos de piedra, superando en más de un metro al de San Martiño de Aosta (al noroeste de Italia, con 36,6 metros). El imán de A Ponte Romana será entregada el próximo domingo. El resto, que han sido fabricados con un baño de bronce envejecido, estarán en los quioscos el 8 y 15 de junio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Poder tener imanes de los puentes de Ourense me parece una idea fantástica»