Un ejemplo a seguir para todos


Down Ourense lleva trabajando en pro de la inclusión laboral en la ciudad de Ourense desde el año 2005. El sentido principal de Down Ourense así como del resto de las entidades de la Federación Down Galicia, es establecer las medidas necesarias para garantizar la igualdad de oportunidades de las personas con síndrome de Down y/o discapacidad intelectual. En este sentido ocurre lo mismo con el servicio de empleo, con el cual procuramos la inclusión social y laboral, reivindicando que las personas con discapacidad deben de tener la oportunidad de demostrar sus capacidades mediante el acceso a un empleo ordinario.

Desde mi experiencia profesional, sé que las oportunidades para que una persona con síndrome de Down o discapacidad intelectual tengan un trabajo en empresa ordinaria son mucho menores que para las personas sin discapacidad. Esta es la realidad. Esto conlleva que cuando una persona con discapacidad encuentra un trabajo, a la tensión que todos podemos tener cuando somos nuevos en una empresa, a los nervios por asumir un trabajo nuevo o por encajar entre los compañeros, se le añade la presión por no perder esa oportunidad, por no desaprovecharla, ya que no se sabe cuándo podría aparecer otra.

Uno de los objetivos principales en la edad adulta para cualquier persona es la incorporación al mundo laboral y así poder conseguir una independencia tanto económica como personal. A lo largo de estos años son muchos los ejemplos de superación que he vivido. Los nervios del primer día, la obtención de una renovación e incluso la consecución de un contrato indefinido. Sin embargo, el camino está lleno de obstáculos, y es muy emocionante ver como una persona, dotándola de herramientas necesarias puede alcanzar las mismas metas que cualquier otro trabajador sin discapacidad.

A lo largo de estos años, he observado que el programa de empleo de Down Ourense, contribuyen a generar una mayor sensibilización social. Por un lado, las empresas conocen experiencias positivas de otras empresas que han contratado a personas con discapacidad. Por otro lado, los propios trabajadores normalizan tener un compañero o compañera con discapacidad y por último, los clientes de las empresas en las que trabajan, ya no se extrañan que les atienda una persona con síndrome Down o discapacidad intelectual. Todo esto contribuye a que la inclusión laboral sea cada vez más normalizada y seguimos dando pasos para que la inclusión total, por fin sea una realidad.

Desde hace unos años se está haciendo realidad una gran demanda del asociacionismo que es conseguir que haya oposiciones exclusivas para personas con discapacidad intelectual, ya que al acceso al empleo público debe ser para ellos debe ser otra de las realidades en igualdad de oportunidades. En este mes de junio, un chico con síndrome de Down de Ourense, firmó un contrato que le convierte en personal fijo de la Xunta de Galicia.

No importa el motivo por el que una empresa se anime a dar el salto a la contratación (responsabilidad social, obtener beneficios fiscales…) en realidad lo importante es que esa será la oportunidad para demostrar que va a hacer el trabajo como cualquier otra persona, que va a tener más ganas que nadie y que le dará sin duda un aire nuevo a la empresa. Si todos los empresarios ofrecieran una oportunidad de contratación seguiríamos caminando hacia una inclusión real.

Hoy en día, puedo decir desde mi experiencia como responsable del servicio de empleo, que las empresas que han colaborado con el servicio de empleo con apoyo de Down Ourense y han contratado a una persona con síndrome de Down y/o discapacidad intelectual recomiendan sin dudar su experiencia a otra empresas, y no solo eso, sino que con frecuencia, manifiestan que son ejemplo a seguir para el resto de sus trabajadores.

Silvia Álvarez es preparadora laboral de Down Ourense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un ejemplo a seguir para todos