«Para las personas con down es complicado encontrar un trabajo»

Alejandro Nieto es uno de los ocho jóvenes con discapacidad intelectualque  se formaron en nuevas tecnologías a través de Down Ourense y la Fundación Vodafone


ourense / la voz

Mario Souto (Lalín, 1981) trabaja en la estación de servicio de Mariñamansa de Pérez Rumbao recargando el depósito de los coches que paran para echar gasolina. «Levo dous anos alí e a verdade é que estou moi contento polo trato dos compañeiros», cuenta sobre su puesto de trabajo. «Antes xa estiven noutra gasolineira, entón xa sabía como funcionaba todo e o que tiña que facer», contesta cuando le preguntan por su formación anterior y por cómo consiguió el empleo.

Este joven es uno de los ocho que acaban de conseguir un diploma por participar en el programa Yo me prep@ro -organizado entre la asociación Down Ourense y la Fundación Vodafone- en el que han recibido formación en nuevas tecnologías para saber qué es el DNI electrónico y cómo se usa o para manejar con soltura diferentes programas informáticos de mensajería.

«Nos enseñaron cómo descargar aplicaciones o cómo navegar de forma segura, entre otras cosas», recuerda Alejandro Nieto (Ourense, 1992), otro de los jóvenes que participó en la iniciativa. Él es pluriempleado y compagina su trabajo en una cadena de pizzerías con otro en una tienda de reparación y recambios de piezas para vehículos. «En Domino’s, después de mucho esfuerzo e ilusión, ya me han hecho indefinido y la verdad es que estoy muy contento», afirma. En ambos puestos tiene un contrato de media jornada.

Se maneja entre piezas de coches y motos los miércoles y los viernes. «Cuando llega mercancía nueva me encargo de reponerla, controlo que la tienda esté bien y la mantengo limpia», describe sobre una de sus responsabilidades. Y dependiendo del fin de semana, entre el calor que emiten los hornos, atiende a los clientes que van a comer una pizza, de jueves o viernes a domingo. «Estoy de cara al público y ayudo a los compañeros en lo que necesiten. A veces también lavo platos cuando el lavavajillas ya está lleno», añade.

Al igual que Mario, Alejandro destaca el buen trato recibido por parte de sus compañeros. «En todas las dudas que he tenido me han ayudado siempre y gracias a ellos soy un empleado más», señala.

Consciente de las cifras del paro y de la salida de muchos gallegos al exterior en busca de oportunidades laborales, se siente afortunado. «Para mí trabajar es lo más gratificante. Hoy en día es muy difícil encontrar un buen trabajo y para nosotros también es complicado. Así que creo que tenemos suerte cuando hay empresas que apuestan por nosotros», finaliza sonriendo.

La vicepresidenta de la Confederación Empresarial de Ourense, Marisol Novoa, incidió en la importancia de la integración laboral de las personas con síndrome de down y de mejorar sus condiciones. «Romper esta barrera continúa siendo el gran reto a batir porque no hay nada más dañino que los prejuicios, aunque sean inconscientes e involuntarios», afirmó durante el acto de entrega de los diplomas.

Un total de 16 ourensanos se formaron desde 2016 con este programa, de los cuales ocho ya han conseguido un contrato de trabajo.

«Mis compañeros me han ayudado siempre y gracias a ellos soy un empleado más»

«Creo que tenemos suerte cuando hay empresas que apuestan por nosotros»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Para las personas con down es complicado encontrar un trabajo»