Los expertos destacan el alto valor geotérmico de la capital ourensana

«Hay un potencial tremendo bajo nuestros pies y no se está aprovechando», dicen


OURENSE / la voz

La capital ourensana tiene un enorme potencial en materia de geotermia y los proyectos que prevén utilizar este recurso natural como fuente de energía empiezan a abrirse camino, aunque queda mucho por recorrer. En este momento en la ciudad hay dos iniciativas de edificación en las que promotores y constructores han optado por la geotermia como la alternativa para autoabastecerse energéticamente, pero los expertos aseguran que el centro de la ciudad, especialmente el entorno de As Burgas, tiene las mejores condiciones para acoger este tipo de proyectos por la alta temperatura del suelo, una circunstancia que hasta ahora se ha obviado.

«Tenemos un potencial enorme bajo nuestros pies y no se está aprovechando», asegura el ingeniero Nicolau Pinto, que está ahora mismo inmerso en el proyecto de construcción del Hotel IMI, un cuatro estrellas que se proyecta en la rúa Reza y que se abastecerá de geotermia, lo que lo convertirá en una instalación de última generación 100 % renovable. Advierte el experto que en la zona en la que se va a edificar el hotel la temperatura del suelo es más alta de lo normal, pudiendo llegar hasta los 30 grados, lo que permite tener que perforar menos. «En situaciones normales para este tipo de proyecto tendríamos que perforar mil metros, pero en esta superficie podemos estar hablando de 500 o incluso 300, con lo que la diferencia en costes es muy grande», asegura el ingeniero de Kasaka Systems, que advierte que esta es una característica de esa zona concreta de la ciudad. «Tenemos otros proyectos en otras áreas, en las afueras, y el terreno allí ya es normal, con temperaturas más bajas».

El hotel, que tendrá 21 habitaciones, incorporará un sistema de calefacción y aire acondicionado por aire, similar al que se usa en los hoteles, pero el aparato responsable de generar el calor en este caso será una bomba de calor geotérmica, lo que permitirá ahorros «bastante importantes». Además, el hotel tendrá una piscina interior cuyo vaso también se calentará con este mismo sistema. «La idea es que toda la demanda del edificio se pueda cubrir utilizando una bomba de calor que permitiría producir frío y calor para las habitaciones, así como agua caliente sanitaria», dice Pinto, que asegura que se trata de una solución integral. «Nos podemos olvidar de utilizar cualquier otro sistema, porque no hace falta», insiste.

 Menor inversión inicial

Asegura además que este tipo de proyectos tienen en Ourense un coste más bajo que en otras ciudades, por las especiales condiciones del suelo. «Normalmente es un sistema más caro porque hay que hacer perforaciones, pero dadas las circunstancias de la capital ourensana, la diferencia de inversión resulta mucho más pequeña, lo que hace que los proyectos sean muy atractivos».

Así lo han visto los promotores del edificio de seis plantas, destinadas en este caso a viviendas particulares, que se están construyendo a pocos metros del futuro hotel, en la calle Parada Justel, muy cerca de la Alameda. José López Padrón, el ingeniero que se está encargando del proyecto, también explicó los detalles de la obra en la jornada sobre energías renovables que tuvo lugar ayer en el recinto ferial de Expourense, y en la que se prestó especial atención a estas dos iniciativas privadas que promueven la geotermia en la ciudad de As Burgas. En este caso, Padrón hizo hincapié en los beneficios que tiene la utilización de esta energía natural, que debe ser vista como una ventaja a la hora de comercializar una promoción inmobiliaria.

Profesionales de la edificación abogan en Expourense por la eficiencia a la hora de construir

Dieciséis expertos de España y Suiza participaron ayer en la jornada sobre energías renovables que se celebró en Expourense. Se trata de un evento que se ha convertido ya en un referente nacional en el sector y que en esta ocasión se centró en la construcción sostenible y en la necesidad de realizar una planificación energética previa que permita el menor consumo posible. Partiendo de la base de que la energía más verde es la que no se consume, el simposio sirvió para poner en valor el papel que juega la arquitectura en la construcción de edificios autosostenibles, que consumen una energía próxima a cero.

Los expertos suizos Daniel Anderegg y Alfons Erbnother, de la empresa Haka-Geradur, el fabricante europeo más importante de materiales de captación de energía geotérmica, fueron los encargados de protagonizar la primera ponencia internacional, presentando las novedades que se están utilizando para poder aprovechar mejor este recurso. Otros expertos reconocidos como Javier Bernalte, Miquel Mayor o David Fernández expusieron también sus visiones.

Proyectos locales

El proyecto Geoatlantic, que lidera el Concello de Ourense, también tuvo su espacio. Se trata de una iniciativa de cooperación transnacional que promueve el uso de la geotermia para favorecer la transición energética. En la capital esta proyecto tiene un tiempo de ejecución de 36 meses y cuenta con un presupuesto de 2,8 millones. En la jornada de ayer se dieron cita un centenar de profesionales tanto de la construcción como de la instalación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los expertos destacan el alto valor geotérmico de la capital ourensana