La reforma de la plaza abastos se atasca pese al inminente traslado

El interventor devolvió el pliego a Contratación para que se adapte a la nueva ley

.

ourense / la voz

La actividad entre los placeros del centro de Ourense es frenética en las últimas semanas. El objetivo es tenerlo todo listo para el inminente traslado a la plaza provisional que ha levantado en el pasillo central de la Alameda. Quieren que los clientes se sientan como en casa desde el primer día. Además, todo apunta a que el exilio en la nueva instalación va para largo y parece inevitable que se vaya a prolongar más de los 22 meses previstos por el Concello de Ourense inicialmente.

La tramitación del expediente para sacar a concurso las obras del edificio noble no está resultando nada sencilla. El expediente se encuentra atascado en medio de la burocracia municipal y todavía está lejos de estar en condiciones de salir a la luz pública. Según informó la concejala de Comercio, Flora Moure, a los ediles de la oposición durante la última junta de área el proceso ha sufrido un nuevo revés, ya que desde el servicio de Intervención se ha devuelto a Contratación para que el documento se adapte a lo establecido en la nueva Ley de Contratos Públicos.

La edila popular también anunció la convocatoria de la comisión de seguimiento de las obras del recinto para el próximo, miércoles, 18 de junio: es decir apenas unos días antes de que se consume el traslado de los placeros que está previsto para la recta final del mes de junio. El 22 de junio es la fecha que está marcado en rojo en el calendario de los comerciantes de la plaza de Abastos, que llevan semanas con los traslados de toda la maquinaria necesaria para un correcto funcionamiento en el nuevo emplazamiento provisional, mientras duran los trámites de contratación de la reforma y se ejecuta la obra, que será cofinanciada con cargo al 1,5 % cultural por parte del Ministerio de Fomento.

Entre los daños colaterales que ha provocado la obra del traslado de la plaza de abastos de forma provisional al pasillo central de la Alameda está el supuesto impacto que ha tenido en la concesionaria de la cafetería de la Alameda. En este sentido, desde el gobierno local se aclara que se está estudiando la petición de reducción o congelación de las tasas por los inconvenientes que supone la instalación provisional para los hosteleros.

Una inversión de 3,5 millones

El traslado provisional de los placeros a la Alameda se gestó a raíz de que Fomento concediera al Concello de Ourense una subvención en el programa del 1,5 % cultural para subvencionar la actuación, que tiene un coste de 3,5 millones de euros. La actuación provisional, por su parte, supuso una inversión de 700.000 euros, aunque hay que destacar que la infraestructura es reversible y podrá ser utilizada en el futuro por el Concello. Durante el tiempo que dure el traslado, los placeros estarán exentos de pagar el canon municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La reforma de la plaza abastos se atasca pese al inminente traslado