Miguel Fuster iguala al cántabro Puras en ruedas de afilar de oro

El piloto de Benidorm se adaptó a las duras condiciones en Ourense

.
L. M. R.
ourense / la voz

Llegaba a Ourense empatado a puntos con el coruñés Iván Ares. El alicantino, viejo guerrillero de los ralis nacionales y conocedor de sobra del trazado del Rali de Ourense, se marcha para el Levante español con siete ruedas de afilar de oro, símbolo de haber vencido otras tantas veces en una de las pruebas más carismáticas del panorama español y empatando así con el segundo piloto más laureado de España tras Carlos Sainz, el cántabro Chus Puras.

Y es que Miguel Fuster, copilotado por Nacho Aviñó y a bordo de un Ford Fiesta R5, se alzó con el triunfo en la quincuagésima primera edición del Rali de Ourense, una carrera muy complicada bajo las duras condiciones climáticas que durante el fin de semana acompañaron a Galicia. No pudo ser esta vez la carrera de Iván Ares, porque el de Cambre sufrió un sin fin de problemas, incluidas salida de carretera y pinchazo, con su Hyundai i20 R5, durante el viernes y sábado, lo que a la postre le impidió estar al nivel habitual del vigente campeón de España de asfalto.

Ya en la jornada inicial, Ares sufrió una ligera salida de carretera que lo ubicó en la segunda plaza, y el sábado de nuevo diferentes problemas, sobre todo el referido pinchazo, consiguieron apartarlo de la lucha y optar a una victoria que le hubiese venido más que bien al piloto coruñés en sus pretensiones de repetir título esta temporada. Eso sí, los puntos extra del TC Plus fueron para el de Hyundai, que superó en la primera pasada de Esgos a Fuster, pero a partir de ahí no le quedó más remedio que concentrarse en mantener la segunda plaza de la general, en un campeonato muy largo y con diferentes condicionantes en la suma de puntos final.

En la tercera posición rodó durante más de medio rali el ourensano Javier Pardo, beneficiado por los problemas de su compañero de filas en Suzuki, el andorrano Joan Vinyes, pero en el segundo paso por Esgos una avería mecánica tiró por la borda lo que el de Allariz había acumulado en su zurrón para subir al podio en la prueba de casa, dejando esa plaza libre, precisamente para el propietario del otro volante de la marca nipona, que al mismo tiempo lograba la victoria en la categoría N5, pese a terminar a más de cuatro minutos del vencedor absoluto.

No hubo más, con una lista de inscritos corta en la cabeza de la prueba. La cuarta plaza fue para el Abarth 124 Rally del madrileño Alberto Monarri, que lograba también la victoria en dos ruedas motrices, mientras la quinta sería para el asturiano Fran Cima, en el estreno del Renault Clío N5 de Renault Sport España.

En la categoría R2 el de Matadepera, Jan Solans, lograba el triunfo, por delante de su paisano Josep Bassas, llevándose además la victoria en la BekaR2, un trofeo de jóvenes promesas nacionales que llevará al vencedor a participar en el certamen continental, durante la próxima temporada competitiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Miguel Fuster iguala al cántabro Puras en ruedas de afilar de oro