El ropero de Cáritas adopta el aspecto de una tienda para normalizar su uso

El servicio seguirá funcionando en la parroquia de Santa Teresita


Ourense

Los usuarios del ropero de Cáritas podrán elegir las prendas en expositores como los de las tiendas. Ese espacio, situado en la parroquia de Santa Teresita, adoptará el aspecto de un establecimiento convencional, pero las personas que acuden a este servicio seguirán sin tener que pagar por la ropa. Se trata, de este modo, de normalizar su uso.

El obispo de Ourense, Leonardo Lemos, visitó ayer las instalaciones para bendecir esta nueva etapa. En un comunicado, el Obispado precisa que el cambio de imagen del ropero busca dar un mejor servicio a sus beneficiarios, «que acuden a un espacio integrador, que normaliza la recepción de la ayuda, del mismo modo que nos resulta normal acudir a una tienda».

Por otro lado, las personas que van allí a entregar prendas que no usan pueden comprobar que se le da «un tratamiento ético a su donación, incorporando a la tienda toda la ropa que esté en óptimas condiciones y dando un tratamiento adecuado y respetuoso con el medio ambiente a la que no pueda ser usada de nuevo», dice el Obispado, que destaca también las oportunidades formativas del ropero en el ámbito de los operadores básicos del sector textil, para realizar prácticas curriculares o para hacer trabajos en beneficio de la comunidad.

En todo caso, desde el Obispado hacen hincapié en que la nueva imagen del ropero tiene como objetivo principal las personas que hacen uso de ese servicio y sus familias. La meta, insisten, es convertir esas instalaciones en un «espacio integrador donde realizar esta atención social con más calidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El ropero de Cáritas adopta el aspecto de una tienda para normalizar su uso