El impacto del turismo foráneo en Ourense es de los peores de Galicia

Uno de cada diez de los visitantes que llegan a la capital procede del extranjero


ourense / la voz

El turismo es un asunto que siempre está sobre la mesa de las administraciones públicas. Incrementar el número de viajeros que se acercan a la provincia y lograr que ese movimiento de gente tenga repercusiones en la economía local es un objetivo a lograr pero en Ourense, a pesar de la evolución positiva de los últimos tiempos, queda todavía camino que recorrer.

Así se concluye del informe publicado esta misma semana por el Instituto Galego de Estatística, en relación a la intensidad de la demanda turística que se registra en Galicia. Entre los muchos indicadores en los que se fija está el turismo extranjero, y en ese asunto el impacto en la provincia aún es escaso. Un ejemplo es lo que ocurre en la capital. Este año, sin ir más lejos, se han contabilizado en la ciudad de As Burgas algo más de 31.000 visitantes, con un pico en abril de 9.427, de los que menos de tres mil eran extranjeros, lo que supone que solo uno de cada diez turistas procede de más allá de las fronteras españolas.

Esto es algo que no ocurre en el resto de ciudades gallegas. En A Coruña, Santiago o Vigo los viajeros extranjeros suponen porcentajes mucho más altos, en algunos casos del 25 % e incluso en puntos en los que el turismo es íntegramente vacacional, como ocurre con localidades como Sanxenxo u O Grove, también el número de visitantes no españoles supera con mucho al que recibe la ciudad de Ourense.

Las comarcas de la provincia, lejos de atraer el turismo de Arousa, Santiago o A Coruña

No ser provincia costera supone para Ourense un hándicap que parece insalvable a la hora de repartir el pastel del turismo. «A demanda turística non se distribúe homoxeneamente por todo o territorio galego, senón que tende a concentrarse en torno a catro grandes focos de atracción: os concellos que bordean a Ría de Arousa, Terras de Santiago, A Coruña e As Mariñas e a Ría de Vigo e Baixo Miño», reconoce el informe publicado esta misma semana por el Instituto Galego de Estatística, que deja claro que estas cuatro zonas, por sí solas, representan el 65,1 % de las noches de hotel que se contabilizaron el año pasado en Galicia. Le siguen en importancia destinos como las rías de Pontevedra, Lugo y Terra Chá, el área de Ferrol y A Mariña lucense. Entre ellas acaparan otro 19 % de las estancias en los establecimientos turísticos. Ourense y sus diferentes comarcas quedan en este listado en los puestos de cola en este informe, que divide la comunidad en 18 destinos. Así, el área de la capital registró un 3 % de las pernoctaciones, la Ribeira Sacra (que también tiene parte en Lugo) otro 3,1 %, Manzaneda y Trives un 0,7 % y O Ribeiro otro 1,2 %. Las comarcas de Verín y Celanova se quedan por debajo del 1 % en este indicador, con los peores resultados de la lista.

En lo que respecta al indicador que relaciona a la población residente con el volumen de noches, nuevamente los municipios de la ría de Arousa y Santiago se sitúan a la cabeza de destinos vacacionales. Así, la presión del turismo sobre los residentes arousanos se situó el año pasado en 3,13 potenciales nuevos habitantes por cada 100 residentes. De nuevo, Ourense se situó en el otro extremo, con 0,5 viajeros por cada centenar de ciudadanos.

La provincia oferta 900 plazas en alojamientos rurales y otras 6.000 en hoteles

El turismo rural es una alternativa en auge y la provincia de Ourense no ha sido ajena en los últimos años a la apertura al público de nuevos establecimientos ubicados en entornos alejados de los grandes núcleos de población. Así, en estos momentos están operativos 69 alojamientos rurales, en los que se ofertan un total de 899 plazas, según recoge el informe del IGE con datos del Instituto Nacional de Estadística.

Estas cifras evidencian que ha habido una apuesta por parte de muchos empresarios por poner en marcha establecimientos de este tipo, ya que son casi un centenar de plazas más que las que había en la provincia hace diez años, con 60 establecimientos operativos.

En cuanto a los hoteles, las posibilidades entre las que se puede escoger son mucho mayores. En la actualidad son 187 los establecimientos abiertos al público, en los que hay capacidad para 6.257 plazas. La variación respecto al año 2007 ha sido también importante y, de hecho, en este tiempo han iniciado actividade 22 nuevos establecimientos que han aportado, en total, cerca de cuatrocientas plazas más.

El 13 % de Galicia

Con todo, la infraestructura hotelera de la provincia sigue siendo la más reducida de la comunidad autónoma, con apenas el 13 % de todos los alojamientos existentes. Así, en Galicia funcionan 1.454 hoteles que tienen capacidad para 58.828 plazas. En lo que respecta al turismo rural, son 473 las alternativas abiertas al público en las cuatro provincias y en ellas existen 5.736 plazas disponibles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El impacto del turismo foráneo en Ourense es de los peores de Galicia