El Gobierno evita comprometer una rebaja en los trenes de Ourense

Miguel Ascón Belver
miguel ascón OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Santi M. Amil

El Ejecutivo se desentiende de la reivindicación unánime del Parlamento gallego

28 may 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El pasado mes de febrero, el Parlamento gallego aprobó por unanimidad un acuerdo que reivindica rebajas en el precio de los trenes de Ourense. La iniciativa partía del BNG. La diputada ourensana Noa Presas denunciaba la «estafa do Avant» por la diferencia en el coste de un viaje con salida y llegada en Ourense en comparación con lo que pagan quienes se mueven entre Vigo y A Coruña. Todos los grupos apoyaron la reivindicación en Santiago. Los nacionalistas no tienen representación en el Congreso y la protesta ha llegado a Madrid de la mano de la diputada socialista ourensana Rocío de Frutos, que presentó una pregunta parlamentaria al respecto. La respuesta da a entender que el Gobierno se desentiende de la rebaja reclamada.

«En relación con la pregunta de referencia, se señala que las actuaciones planificadas por parte del Ministerio de Fomento con relación directa o indirecta con la ciudad de Ourense se resumen en la redacción de los estudios informativos de las variantes de trazado de Os Peares y de Rubián, con las que se prevé un ahorro de tiempo para el trayecto Ourense-Lugo de diez minutos aproximadamente», dice la respuesta del Ejecutivo que lidera Mariano Rajoy, que está compuesta únicamente por dos párrafos, el citado y este: «La comunicación ferroviaria actual de Ourense con Santiago de Compostela está garantizada con la línea Ourense-Santiago. A partir de ese punto, los viajeros pueden continuar su trayecto hacia A Coruña, Pontevedra o Vigo por el Eje Atlántico de Alta Velocidad».

La pregunta era concreta

El Gobierno ignora, de este modo, las referencias muy concretas que hacía la pregunta de Rocío de Frutos a las diferencias de precios que soportan los viajeros de la provincia en sus desplazamientos a otras ciudades de la comunidad. En el documento, que ocupa las dos caras de un folio, se explica detalladamente la situación: «Los ourensanos deben hacer frente a un trato desigual a la hora de utilizar los medios de transporte en funcionamiento, como por ejemplo las conexiones ferroviarias entre Ourense y el resto de ciudades gallegas. A la hora de desplazarse hasta A Coruña o Santiago, los ciudadanos que residen en Ourense tienen una menor oferta de horarios y a un precio por kilómetro que llega a ser un 66 % más alto que el que deben abonar por un billete de ida y vuelta los viajeros del Eje Atlántico entre Vigo y A Coruña».