Los jóvenes que se fugaron de un control en Ourense tendrán que ir al juzgado cada quince días

Llevaban un hacha en el coche y el conductor dio positivo en drogas


Los dos jóvenes portugueses, de 25 años el conductor y de 23 su acompañante, que fueron detenidos el domingo después de fugarse de un control de la Guardia Civil de Tráfico en Ourense, tendrán que presentarse los días 1 y 15 de cada mes en el Juzgado de Xinzo de Limia, donde fueron puestos hoy a disposición judicial. Fue la medida cautelar que determinó el juez de guardia, al decidir su libertad provisional, aunque siguen investigados.

Los dos pasaron la noche en el cuartel de Xinzo, adonde fueron conducidos por la Guardia Civil, que los interceptó en la N-525, a la entrada de la capital limiana tras embestir a un coche de la Benemérita, según el instituto armado. Habían hecho caso omiso del alto que les dieron en un control de alcoholemia en el polígono de Barreiros, en los alrededores de Ourense ciudad, según la Guardia Civil. Los jóvenes residen en Portugal y tenían antecedentes por detenciones de la GNR por hechos similares contra la seguridad vial. El conductor dio positivo en drogas. En el registro del coche se les halló un hacha y un cuchillo. El delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, felicitó a la Guardia Civil por esta detención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los jóvenes que se fugaron de un control en Ourense tendrán que ir al juzgado cada quince días