CPR, Santa María de Ourense, un proyecto educativo a largo plazo

Maristas no se conforma con el desarrollo del talento y un buen nivel académico: formar personas es el objetivo

Proyecto educativo a largo plazo En el Colegio de los Maristas de Ourense apuestan por una educación que comienza a los tres años y termina a los dieciocho

ourense / la voz

En el colegio de los maristas de Ourense tienen claro que al alumnado no se lo educa en una tarde. Entienden que, por lo que a ellos respecta, es un proceso que comienza a los 3 años y termina a los 18. Por eso idean la estancia de los estudiantes como un conjunto en el que van evolucionando, creciendo por fuera y por dentro. Esta filosofía sirve de marco para el funcionamiento del centro y tiene su mayor exponente en el proyecto de aprendizaje servicio en el que está involucrado todo Maristas: Sementando sobre Cinzas. Se trata de dar un paso más en los programas ecológicos del centro -su asociación Color Verde lleva 2 0años participando en Voz Natura- y explicar a los alumnos que ellos pueden cambiar el mundo. El proyecto supondrá la reforestación de alguna de las zonas golpeadas por los incendios del pasado mes de octubre, pero es un proceso muy largo que hasta dentro de dos años no se verá culminado.

Fernando Ampudia (director), Lourdes Parente (jefa de estudios de infantil y primaria), Luis Ángel Arias (jefe de estudios de secundaria y bachillerato) y José Carlos Domínguez (orientador) forman un equipo directivo compacto, que tiene claro que los conocimientos son un bien importante (lidera la ciudad en selectividad), pero no el único que debe ofrecer el centro.

Esta idea se traduce en sus programas: en infantil se llama iCrezco, en primaria iApprendo y en secundaria se aplica el proyecto Gir. El uso de la i minúscula «es un juego, la i es de I, yo en inglés, porque somos un centro plurilingüe y de hecho tenemos bachillerato internacional», explica Domínguez. Gir, en cambio, es un río vinculado al fundador del colegio (Marcelino Champagnat) y da pie a una reflexión sobre la interioridad de la persona. «El desarrollo emocional y el autoconocimiento -comenta Parente- son muy importantes para nosotros desde que entran en el colegio». De esta preocupación hay muchos ejemplos: un día a la semana, tanto en primaria como en infantil, se dedica un momento al amanecer a la vida, una técnica de mindfulness aplicada a los niños; en dos clases de Plástica al trimestre se propone a los alumnos que «dibujen la música», dice Domínguez, y que hablen de sus sentimientos; y los de bachillerato han ideado una app sobre orientación vocacional.

Rincones en infantil

La clase se organiza por rincones de actividad. Por ejemplo, pongamos que los niños tienen que aprender el número 1: en el rincón musical aprenden una canción con el número 1, en el cinestésico hacen la forma del número con su cuerpo, en el plástico pintan el número... Es un proceso en el que se ayudan entre sí, reflexionan y a veces se fiscalizan y corrigen. Cada semana todos los niños pasan por todos los espacios, y eso da a los profesores muchas herramientas para conocer los talentos y debilidades de cada estudiante.

Descubrir el talento

Maristas presume de tener 70 alumnos de altas capacidades, pero no por ser un centro diferente al resto, sino porque se esfuerzan en detectar la habilidad de cada niño y potenciarla, como recalca Fernando Ampudia, el director. Lo hacen con actividades como su emisora, Radio Cúbito (ahora se ha ampliado a Media Cúbito), que emitió un cuento de Navidad pensado, producido y ejecutado por los alumnos con enorme éxito. Joaquín, Sara y Lucas fueron algunos de los protagonistas, y Lucas descubrió que le encanta la edición de radio.

Estudiar pero también hacer

El proyecto de construcción de un vehículo no es de este año, pero es un ejemplo de cómo se apuesta por la enseñanza práctica. El curso pasado, los alumnos de 1.º de bachillerato sumaron Biología y Cultura Científica en un estudio del consumo de drogas y, junto a su profesor, Fabio Tabarés, visitaron un centro para personas con problemas físicos y psíquicos, algunos derivados de las drogas. Los sobrecogedores testimonios, recogidos en un documental, sirvieron para concienciar a los alumnos del peligro de la droga. 

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos
Comentarios

CPR, Santa María de Ourense, un proyecto educativo a largo plazo