«Podemos entretener con la hipnosis, hacer algo divertido»

El auditorio de la capital acoge un show de Jeff Toussaint, en el que participación del público es muy importante


Hoy • 21.00 horas • Auditorio municipal de Ourense • Desde 12 euros • Jeff Toussaint, el hipnotizador de famosos con programa propio en la televisión, y quien en la gala del viernes pasado hizo de Mariló Montero toda una «mujer bala», llega este fin de semana al auditorio de Ourense. Preguntándonos ya qué ocurrirá, explica cómo será su show y en qué se basa, con su inconfundible acento francés.

-Van siete galas del programa «Hipnotízame» y una media de audiencia del 14,7 %.

-Son siete galas que dieron buenos resultados. Estamos muy contentos y con ganas de más. Hubo una buena acogida a pesar de los comentarios negativos de gente que no se lo cree. Que crea o no en la hipnosis no nos afecta porque lo que nosotros queremos es crear una situación divertida.

-Una cosa es lo que vemos en televisión pero... ¿qué se va a poder ver en el auditorio ourensano?

-Pues lo que se hace en televisión. Todo el proceso. Primero doy la típica charla, sobre qué es la hipnosis. Habrá gente que crea que tengo poderes... y no. ¡Qué más quisiera! Mi trabajo consiste en guiar la capacidad de trabajar la hipnosis y que depende de la persona y el momento. Todo el mundo puede entrar en hipnosis, leve o profunda. Para mí lo que existe no es la hipnosis sino la capacidad de sugestión y de comunicación que tenemos. A lo largo del día, entramos en esa fase, disociativa, leyendo el periódico, viendo una película o en una conversación... Solemos creer que es decir ‘duerme y deja de fumar’ y no es así. Se trata de sobrecargar los procesos cognitivos de la persona, que pasa el control al subconsciente y maneja 2.300.0000 procesos. La persona vive la situación que describo y si le apetece la vive desde los recuerdos que ha vivido. En hipnosis es imposible hacer algo a alguien que no quiera hacer eso; es un mito.

-Si fuera tan fácil...

-Si fuera tan fácil... ¡Estaría en la Moncloa! (sonríe). En ese estado, es traspasar la barrera de la mente consciente e implantar pensamientos selectivos, bien sea en espectáculo, terapia o coaching.

-Para dejarlo claro, su principal objetivo es entretener y punto.

-Sí, está hecho para entretener. Y, sin exagerar, el 95 % de la gente que no participa se arrepiente.

-¿Cómo llegó a este mundo?

-Yo me crie en Venezuela y trabajé en una tienda de esoterismo. El dueño era un parapsicólogo retirado italiano. En Venezuela se leen cartas, existe la santería y cosas raras pero yo no creía en eso, aunque lo aceptaba porque era parte de la cultura venezolana. Le vi hacer hipnosis y dije ‘eso es falso’. Pero durante un tiempo estuve trabajando con él en la parte teórica de la hipnosis. Pasado el tiempo, dejé de trabajar allí. Un día, en la típica fogata con los amigos salió el tema de la hipnosis. Seguí el protocolo para jugar y cuando veo que pongo 15 minutos a mis amigos a cacarear alrededor de la fogata... Luego hice varios cursos. Pero yo no hago terapia; parto del principio de o te dedicas a espectáculo o a terapia. No puedes servir a ambos.

-Da clase de hipnosis teatral.

-En España a cerca de 900 alumnos. Lo primero que les inculco es que no hagan intrusismo. Creo que podemos entretener con la hipnosis, hacer algo divertido, sano y respetuoso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Podemos entretener con la hipnosis, hacer algo divertido»