Las máquinas de la ORA no convencen

La mayoría de los vecinos de la capital ve inadecuado el sistema actual de pago


ourense / la voz

El barómetro elaborado por Sondaxe que publicaba ayer La Voz de Galicia dejaba sobre la mesa una clara conclusión: el actual sistema de aparcamiento de pago no es del agrado de los vecinos de la capital. El 44 % se mostraba partidario de su eliminación total, mientras que el 19,7 % defendía su supresión parcial en algunas de la zonas donde lleva años implantado. Pues bien, a la hora de buscar los motivos que provocan ese rechazo al sistema gestionado por la empresa Doal, del grupo Vendex, uno de los más contundentes es el sistema de pago que está vigente en las máquinas de la zona azul repartidas por toda la ciudad.

El 54,4 % de los encuestados entienden que el sistema es inadecuado para dar un buen servicio a los ciudadanos. Entre las principales carencias que tiene está el hecho de que no ofrece la posibilidad de dar cambio y que los precios no son, en la mayoría de los casos, cifras redondas que provocan dificultades y molestias a los usuarios. Pero hay más. Los ourensanos todavía no tienen acceso al pago a través del teléfono móvil, una opción que sí que está disponible en muchas ciudades españolas. Además, el pago con tarjeta de crédito que sí está permitido, nunca ha sido muy publicitado y en varias de las máquinas no se encuentra operativo.

Entre los votantes de los partidos políticos, los más críticos con el sistema de pago de la ORA en la capital son los de Democracia Ourensana. Hasta el 67,1 % está en contra del actual modelo por entender que se ha quedado anticuado. En el extremo contrario se encuentran los de Ourense en Común que en el 100 % de los casos lo ven adecuado.

En el resto de la provincia -la ORA tan solo está operativa en el Concello de Verín- la percepción es distinta. El porcentaje de malestar con el método de pago se rebaja hasta el 37,7 % y hasta el 35,4 % de los encuestados no tienen una opinión, ya que no tienen que enfrentarse a diario con las máquinas azules.

El gobierno local promete que en el nuevo concurso habrá avances tecnológicos

La gestión del servicio de aparcamiento regulado en la ciudad de Ourense está en manos de la empresa Doal, del grupo Vendex. Fue adjudicada en el año 2007 y se encuentra en precario desde hace más de un año. El escenario tecnológico ha variado mucho desde entonces y la concesionaria apenas se ha subido a este carro, como sí ha sucedido en otras ciudades donde está habilitado el pago con el móvil o la identificación de las matrículas para beneficiar la rotación.

En este sentido, el concejal de Seguridade Cidadá, Carlos Campos, apuntó durante el último pleno municipal que en el pliego de condiciones que está en fase de tramitación se incluirán una serie de avances tecnológicos como exigencia para la futura concesionaria. En todo caso, el edil popular defendió que se trata de un servicio «eficaz» y de «calidad» como argumento para rechazar la posibilidad de su remunicipalización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las máquinas de la ORA no convencen