Para reírse de la vida pasados los cincuenta

La obra de teatro «Sénior», producida por Culturactiva, en la que Luis Iglesia y Marcos Orsi interpretan a dos hombres en la cincuentena, se estrenará mañana en Ourense


La obra de teatro «Sénior», producida por Culturactiva, en la que Luis Iglesia y Marcos Orsi interpretan a dos hombres en la cincuentena, se estrenará mañana en Ourense. Durante la representación, los actores se verán envueltos en situaciones cotidianas a través de las cuales se pretende reflexionar sobre cuándo se abandona la madurez y se empieza a estar en un limbo más próximo a la jubilación.

«No espectáculo falamos de esa idade na que se é demasiado vello para ser novo e a xente non sabe se tratarte de vostede ou de ti», explicó entre risas Luis Iglesia durante la presentación de la obra que acogerá el Auditorio.

El texto, que aborda la cuestión desde el humor, es de creación colectiva y el elenco está dirigido por Avelino González. Y durante unos setenta minutos, el espectador podrá sentirse identificado con los personajes, tanto por encontrarse en la misma edad que ellos como por tener padres o abuelos que se niegan a ponerse las gafas.

«A esta idade empeza a preocuparnos a saúde e o paro, que pode prolongarse no tempo, así como o tema de se cobraremos ou non a pensión», añadió Iglesia, deseando que el público disfrute con lo que se encontrará.

«Pero tamén queremos falar do ben que se está a esta idade, moitas veces sen darnos de conta de que se está ben porque temos xa moita experiencia e moita forza para seguir facendo cousas», comentó Marcos Orsi junto a su compañero de reparto.

Las entradas se pueden adquirir ya, para una única función a las 20.30 horas, a través de Internet o en la taquilla del Auditorio municipal por un precio simbólico de tres euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Para reírse de la vida pasados los cincuenta