El CHUO realiza más de sesenta reconstrucciones de mama al año

El 30 % de las mujeres con cáncer requieren de la extirpación de la glándula mamaria


ourense / la voz

El Complexo Hospitalario Universitario de Ourense ofrece desde hace más de dos décadas la reconstrucción mamaria a las pacientes con cáncer precisan de la extirpación de un seno como consecuencia de la enfermedad. El Servicio de Cirugía General del centro viene realizando de media en torno a sesenta intervenciones de este tipo, aunque no en todas las mujeres se aplica la misma técnica. «Tenemos la reconstrucción inmediata, que realizamos en la misma cirugía en la que operamos el tumor, y la diferida, en la que primero realizamos la operación de la mama, se trata el cáncer y al cabo de un tiempo reconstruimos», explica Manuel García, jefe del servicio de Cirugía General del CHUO.

En torno al 30 % de las pacientes que son operadas de un cáncer de este tipo requieren de mastectomía, es decir; de una extirpación total de la glándula mamaria. «En el 70 % restante hacemos una cirugía conservadora, sacando solo una parte; pero cuando hay varios tumores hay que sacar la glándula entera, lo que suele suponer un importante impacto psicológico en la mujer. Para nosotros forma parte de completar el tratamiento del cáncer de mama que no consideramos que se acaba en la primera cirugía». Esa es la razón por la que el planteamiento del servicio es ofrecer la reconstrucción a todas las pacientes «y lo hacemos a todas las edades; jóvenes y no tan jóvenes; incluso ha habido casos de 80 y 85 años aunque es cierto que a partir de una edad ya no les interesa tanto porque sus prioridades son otras y puede preferir no someterse a esa intervención», aclara el jefe del servicio.

En la mayoría de los casos, por encima del 60 %, la reconstrucción es inmediata, en el mismo acto quirúrgico en el que se extrae el tumor. «Se prefiere porque así se ahorra que tenga que volver al quirófano y es menos traumático salir de la operación con mama que sin ella», añade Manuel García.

En el resto de casos se plantea una reconstrucción en diferido. Para completar el proceso la paciente debe someterse a dos intervenciones quirúrgicas. La primera consiste en crear el hueco necesario para la posterior colocación de la prótesis que se realizará en una operación posterior y separada de la primera por un lapso temporal de entre dos y tres meses.

«En la primera intervención colocamos un expansor que va dilatando al cabo de las semanas ese espacio que quedó plano. Es similar a la filosofía del embarazo, en la que el feto va aumentando el abdomen de la mujer; en este caso expandimos la piel. Al cabo de un tiempo cambiamos ese expansor por una prótesis definitiva», explica el jefe de servicio. El ingreso hospitalario que requiere cada una de estas dos operaciones quirúrgicas «es muy corto, por lo general entre 24 y 48 horas después se van para su casa», señala.

Existen diferentes técnicas para la reconstrucción tanto en el caso de la inmediata como para la diferida. Manuel García explica que la más sencilla «y la menos traumática es en la que no tenemos que sacar tejido de ningún otro sitio y por tanto no lesionamos otras partes para reconstruir la mama; lo que ocurre es que no siempre se puede hacer».

En concreto una de las «contraindicaciones relativas» es cuando la paciente tiene que recibir radioterapia en esa zona para tratar la enfermedad. «En ese caso tenemos que utilizar tejidos no radiados de oras partes del cuerpo, como la espalda o el abdomen y la cirugía es más compleja», aclara García.

Una jornada de cirugía en directo reúne hoy en el hospital ourensano a 40 especialistas

Precisamente la reconstrucción de mama diferida será la protagonista hoy de una jornada de cirugía en directo realizada desde los quirófanos inteligentes del CHUO. A la cita acudirán cerca de 40 cirujanos de toda Galicia, Asturias, Castilla y León y también del vecino Portugal para presenciar en tiempo real, desde el aula de docencia, las dos intervenciones quirúrgicas programadas; una de implante de expansor cutáneo y otra de recambio de ese implante por una prótesis anatómica de doble gel y de simetrización de la mama contralateral, dirigidas por el especialista madrileño José Ignacio Colom Majan. Además de las cirugías en sí, los asistentes podrán seguir una presentación de casos a cargo de las especialistas ourensanas Marta García Carrero y Lucía Rigueiro López; y también a una charla sobre la estrategia y la planificación de este tipo de cirugías que dará la viguesa María José Lamas González.

Esta es la cuarta jornada de cirugía en directo que organiza la Unidad de Mama del servicio de Cirugía General y Digestiva del CHUO. María Concepción Alonso, directora de Procesos con Ingreso del área de gestión integrada ourensana, felicitaba durante la presentación de la cita a este servicio del CHUO por su papel «pionero en este tipo de cursos presenciales, porque han apostado mucho por la formación a todos los niveles; tienen cursos de microcirugía, de sutura, de simulación, y varios a lo largo del año como este de mama, el de coloproctología, de pared abdominal, de esófagogástrico y eso dice mucho de ellos y de su apuesta por la excelencia».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El CHUO realiza más de sesenta reconstrucciones de mama al año