La Xunta licitará la nueva estación de buses de la capital antes de fin de mes

El ejecutivo ha habilitado el crédito para la nueva terminal y el párking subterráneo

.

ourense / la voz

En teoría a finales del año próximo el tren de alta velocidad entre Madrid y Galicia debería estar en pruebas y los tiempos para ejecutar la estación intermodal de la capital ourensana cada vez se hacen más cortos. Ayer mismo la administración autonómica anunció un paso más para avanzar en las obras de la primera fase de ese proyecto, al habilitar el Consello da Xunta el crédito necesario para licitar los trabajos de la estación de autobuses y de un estacionamiento subterráneo.

Ese proyecto, que tendrá un coste de diez millones de euros, contempla la construcción de una nueva terminal en la zona de A Ponte y de un estacionamiento con capacidad para 300 personas. Las previsiones son que la nueva ubicación de la central de transportes de viajeros por carretera, que precisará de una inversión de 4,4 millones, se licite en unas semanas. «As obras da primeira fase da estación intermodal de Ourense comezarán este 2018 e serán licitadas este mes de febreiro», anunció ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, quien explicó que los diez millones contemplan las dos infraestructuras, además del pago de las expropiaciones. «Podemos dar por finalizadas as tramitacións», dijo, recordando que para solventar la falta de plan urbanístico en la capital, el proyecto se ha tramitado a través de la Ley 3/2016 de medidas en materia de proyectos públicos de urgencia o excepcional interés. «Esta norma, aprobada pola Xunta o ano pasado, permite axilizar os prazos para acadar o amparo urbanístico e a seguridade xurídica necesaria nesta actuación estratéxica», confirmaron después desde el ejecutivo autonómico.

Asimismo, en el Consello da Xunta se acordó que se cofinanciará el coste del aparcamiento subterráneo, que ejecutará el Ministerio de Fomento a través del administrador de infraestructuras ferroviarias, ADIF. A este proyecto, que tiene un importe de licitación de 7,1 millones, dedicará el ejecutivo gallego un total de 3,9. Este aparcamiento dispondrá de dos plantas que darán servicio a las terminales de ferrocarril y de autobuses, así como a la demanda pública general, posibilitando la reordenación de la plaza de la estación. Además, «esta actuación permitirá acadar unha contorna máis confortable e a súa integración urbana».

Las dos iniciativas se financiarán con fondos del programa Feder Galicia 2014-20 y serán previas a una segunda fase del proyecto de la estación intermodal, que prevé la adaptación de la actual estación de ferrocarril de O Empalme para la llegada del tren de alta velocidad. Asimismo, se realizarán actuaciones de integración urbana. La idea es que la nueva estación intermodal supere la barrera de las vías que supusieron la división entre los barrios de A Ponte y O Vinteún. «A nova infraestrutura integrará as terminais de ferrocarril e autobuses no mesmo espazo, constituíndo o principal nó de comunicación de viaxeiros da provincia e facilitando os desprazamentos dos veciños da cidade e do resto dos concellos», precisaron desde la Xunta en un comunicado. «Estamos traballando contra reloxo para que as estacións do AVE estean rematadas a tempo para cando esta infraestrutura chegue a Galicia», dijo el presidente gallego.

La reacción al anuncio del Consello da Xunta de ayer no se hizo esperar en la ciudad de As Burgas. El alcalde de la capital aplaudió la noticia, asegurando que «a gran transformación da cidade de Ourense está en marcha e é imparable». Jesús Vázquez aseguró que la mejora de las infraestructuras es uno de los pilares básicos para «a transformación da cidade».

Los socialistas piden que se aclare el uso que se le dará a la zona de la terminal de A Ponte

El traslado de la estación de autobuses de la capital ourensana, que actualmente está ubicada en el barrio de O Pino, suscitó ayer también comentarios por parte de los socialistas ourensanos. La diputada Noela Blanco denunció que la administración local y la autonómica están «xogando ao ping-pong» con el uso futuro de los terrenos tras el traslado de la infraestructura al centro intermodal de A Ponte. «O alcalde agóchase detrás da Xunta, para que esta diga hoxe que a competencia é da Concellería de Urbanismo», afirmó Blanco.

Estas declaraciones se produjeron después de la respuesta del gobierno gallego, quien según la diputada socilista «devolveu de novo a pelota ao alcalde», reclamado a este que «deixe de agochar a súa ineficacia e mala xestión detrás do goberno galego».

Así, Blanco recordó que hace un año desde el gobierno local se anunció que se estaba trabajando de manera conjunta con la Xunta de Galicia para la construcción de un parque público y un aparcamiento disuasorio. Según la socialista el gobierno gallego «declinou hoxe toda responsabilidade», por lo que exigió que «que rematen coa súa estratexia da confusión, coa súa improvisación e o seu escurantismo».

La responsable socialista dice haber llevado al Parlamento la demanda de la Asociación de Veciños de As Termas, favorable a que en la zona se construya en el futuro una zona verde para disfrute de los residentes. Blanco recordó que los terrenos fueron cedidos para la estación de autobuses en su día y pide que se aclare qué se va a hacer en la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Xunta licitará la nueva estación de buses de la capital antes de fin de mes