Ourense pide a la Xunta que reponga servicios y pare los recortes en el CHUO

El Concello instará al conselleiro y a Feijoo a recibir a los trabajadores del hospital


ourense / la voz

El Concello de Ourense acordó ayer solicitar al conselleiro de Sanidade y al presidente de la Xunta que reciban a los representantes de los trabajadores del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense «e escoiten o clamor cidadá na defensa dunha sanidade pública e digna para Ourense». Así se hace constar en la moción presentada por el grupo municipal socialista con el apoyo de Ourense en Común y que también fue secundada por Democracia Ourensana. Tan solo el PP se opuso a un acuerdo en el que también se insta al gobierno autonómico a no aprobar la reforma de la Lei de Saúde sin el consenso de todos los agentes sociales y políticos «co fin de que non se leven adiante os recortes previstos»; y en el que también se pide que aumente la asignación autonómica en los presupuestos de la Xunta «para optimizar a situación actual do persoal, as infraestruturas e todos os recursos necesarios para o seu funcionamento» y que se comprometa a «restablecer servizos fundamentais como a Cirurxía Pediátrica ou implementar a Unidade de Hemodinámica».

El pleno no deparó sorpresas en los argumentarios. Vázquez Barquero, del PSOE aprovechó para recordar mociones planteadas en 2015 y 2016 para apuntalar el argumento del inmovilismo y la inacción del alcalde para defender los intereses ciudadanos.

Ledicia Piñeiro, de Ourense en Común, colocó la diana sobre las privatizaciones de servicios públicos como origen del «despropósito» que vive la sanidad ourensana y relacionó la situación con la educación elitista o la infradotación de los concellos obligándolos a un techo de gasto que solo busca «facer desaparecer os servizos públicos».

Y Gonzalo Pérez Jácome argumentó que DO apoyaría la propuesta porque compartía la filosofía de base de que existía una discriminación hacia Ourense, aunque aprovechó para recordar a las otras dos formaciones de la oposición que los colapsos en urgencias y las listas de espera «son mais ou menos como cando gobernaban vostedes no bipartito da Xunta».

Un vídeo con polémica

La primera polémica del pleno fue a cuenta de la recriminación de Ourense en Común al alcalde por no permitir participar al inicio del pleno a los representantes de la plantilla del hospital. Llegó a intervenir el secretario, a petición de DO, para aclarar la normativa de participación ciudadana. El alcalde sí dio la palabra a la presidenta de la Comisión de Centro del CHUO, Asun Maus, pero al término de la sesión para que plantease sus peticiones. Sin embargo, la cortó cuando puntualizaba algunas afirmaciones hechas en el pleno, lo que dio lugar a nuevas protestas de Piñeiro.

Pero el momento que generó una reacción más generalizada en la oposición fue una intervención de Sofía Godoy. La concejala del PP intentó ilustrar su argumentación de que se estaba tergiversando la información sobre el CHUO dando paso a un vídeo con la socialista Noela Blanco en el Parlamento de Galicia; una frase, repetida en bucle, en la que decía: «eu xa sei que non hai diminución de camas, que vai haber 41». La propia Noela Blanco calificó en un comunicado de «deleznable baixeza política» ese vídeo, recordando que en su intervención continuaba diciendo «pero os recursos que se van empregar para coidar a eses pacientes vai ser de 36».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ourense pide a la Xunta que reponga servicios y pare los recortes en el CHUO