Fracaso


Ypor qué no va a sobrevivir Ourense con un plan de urbanismo de 1986, remendado con un par de zurcidos, si también resisten estructuras de poder económico y político anteriores. De la misma forma que hay curiosos vocacionales, estudiosos que se apuntan a lo que sea con tal de aprender, también hay quien prefiere el sofá, una buena pantalla de plasma y el canal Viajar antes que la maleta, la tarjeta de embarque y la incomodidad de varias horas en el aire para llegar a Lima, un suponer. En el caso del ordenamiento urbanístico de la tercera ciudad de Galicia, quienes forman la corporación local siguen empeñados en sus desventuras y anhelos, o en sus miserias particulares, antes que en el interés colectivo. Por más que nos taladren la cabeza los optimistas patológicos, que de eso hay, los efectos de la crisis aún son perceptibles, como evidente es que aún tenemos un amplio parque de viviendas vacías y demasiados solares sin grúa. No pasa nada. Que cuatro grupos municipales no sean capaces de lograr una mínima mayoría necesaria para aprobar la actualización del plan de urbanismo, sin los granos de duro pelotazo que inevitablemente aparecían en cualquier revisión, con los pies en la tierra y pensando que tampoco se puede hacer borrón y cuenta con algunas manchas del pasado (pues costaría a las arcas públicas un dinero que no hay), es un fracaso colectivo. Se conformarán, tal vez, viendo como algo positivo que una encuesta diga que a la tercera parte de la población le importa un rábano el PXOM. Tal vez esa tercera parte tenga reflejo en la corporación. Así se explicaría la perspectiva de perder año y pico más.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Fracaso