El 58 % de los vecinos de la capital ve el PXOM ya listo para su aprobación

Cuatro de cada diez votantes del PSOE piden a su partido que lo desbloquee

.

ourense

La anulación del plan de urbanismo del 2003 llevó a la ciudad de Ourense a un escenario de incertidumbre como nunca antes se había vivido en esta materia. Ya el anterior gobierno del PSOE inició la tramitación del nuevo documento, que fue aprobado inicialmente en el 2013. Con el cambio en el bastón de mando y la llegada del PP, Jesús Vázquez ordenó seguir con la base de los socialistas e introducir los cambios que surgieron de esas alegaciones. Según la versión que mantiene el PP no se tocó nada más, aunque desde la oposición se habla de «cambiazo», «pelotazos» y defensa de intereses privados. Desde los diferentes colectivos empresariales se hace presión para que se apruebe un documento vital y en el Concello buena parte del debate político gira en torno al plan. Sin embargo, en la calle el debate parece no estar tan presente y se desinfla.

De acuerdo con los datos de una encuesta elaborada por Sondaxe para La Voz de Galicia, tres de cada diez vecinos de la capital no tienen una opinión formada sobre el estado de las negociaciones o sobre quien tiene razón en sus argumentos, si el gobierno y la oposición.

Entre los que sí responden la tendencia es mayoritaria a entender que la oposición debe dar su brazo a torcer y permitir con su apoyo la aprobación del nuevo PXOM. Así lo defienden hasta el 58,7 % de los vecinos de la capital. En el sentido contrario, es decir los que entienden que Democracia Ourensana y PSOE opten por dar la espalda al documento que ha moldeado el actual concejal de Urbanismo, José Jesús Cudeiro, junto al equipo redactor del plan, Oficina de Planeamiento, se sitúan en el 6,1 %. Por su parte, el 1,4 % prefiere no contestar a la pregunta.

El análisis de los datos en función del partido al que los encuestados por Sondaxe votaron en las últimas elecciones municipales de mayo del 2015 también deja resultados significativos. En el caso de que su apoyo fuera para el PP, hasta el 63 % de los encuestados respalda la gestión que ha realizado el equipo de Jesús Vázquez con el documento y apunta hacia los grupos de la oposición para que den su consentimiento y lo apoyen. En el extremo contrario se encuentran los votantes de Ourense en Común. Entre los simpatizantes de la marea no hay fisuras y el 100 % de los encuestados señala que no se debe de apoyar el plan, tal y como ha sido moldeado por los populares.

Entre los votantes del principal partido de la oposición no parece un asunto capital. La mitad de los interrogados por Sondaxe no tienen una opinión clara sobre que debe de realizar Democracia Ourensana. El 20,7 % entiende que debe de apoyarlo. Es curiosamente entre los simpatizantes del PSOE donde el documento iniciado por Áurea Soto encuentra un mayor respaldo, pese a los supuestos «cambiazos» realizados por el PP. El 41,2 % de sus votantes cree que el grupo liderado por Vázquez Barquero debe de avalarlo. El 8 % que no.

DO acusó al PP de dinamitar un acuerdo y el PSOE se negó a sentarse a negociar

Como era previsible, la minoría en el Concello de Ourense del Partido Popular está complicado un acuerdo que desbloquee el parón urbanístico de la ciudad. La aprobación del nuevo plan necesita de catorce votos en el salón de plenos. El PP tiene diez y, por tanto, necesita del apoyo explícito de Democracia Ourensana o PSOE para sacarlo adelante -un hipotético acuerdo con Ourense en Común no le llegaría aunque la marea también se ha mostrado muy crítica con la gestión popular del documento-. DO abrió la puerta a negociar y, de hecho, mantuvo un par de reuniones con el PP. Sin embargo, su líder Gonzalo Jácome compareció en rueda de prensa al poco tiempo de iniciar esos encuentros para acusar al PP de dinamitar un posible acuerdo por un supuesto «pelotazo». El PSOE se ha mostrado más inflexible y, pese a que la elaboración del plan fue iniciada por ellos, se niega a sentarse a negociar y acusa a los populares de un «cambiazo».

Fuera de la ciudad el debate apenas levante interés entre los encuestados

Pese a que la aprobación del Plan Xeral de Ordenación Municipal de Ourense (PXOM) es un asunto que trasciende los límites de la capital ourensana, lo cierto es que el debate apenas genera interés fuera del entorno de la ciudad. Así se desprende, al menos, de los datos de la encuesta de Sondaxe para La Voz de Galicia. Cuatro de cada diez encuestados carece de opinión sobre si la oposición debe de facilitar al gobierno municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ourense la aprobación del documento. Eso sí, los que respondan son contundentes a la hora de mostrar el camino que deberían de seguir las negociaciones al señalar en el 47,1 % de los casos que debe de facilitarse un acuerdo entre las diferentes opciones políticas del Concello de Ourense.

Votación
2 votos
Comentarios

El 58 % de los vecinos de la capital ve el PXOM ya listo para su aprobación